Archivo para julio 8, 2006

Triunfo alemán

julio 8, 2006

Generalmente los partidos para el tercer puesto suelen ser entretenidos. Da la impresión que los equipos juegan sin presiones, como si el tercer puesto no fuese una posta lo suficientemente atractiva como para que los jugadores salgan muy motivados. El juego suele ser muy abierto y privo de dibujos tácticos excesivos. Primer tiempo: Portugal construye mucho juego pero no consigue rematar a puerta como para inquietar a Kahn. Alemania responde con incursiones peligrosas dentro del área custodiada por Ricardo. Los equipos van a los vestuarios sin anotaciones. Es una lástima porque no refleja lo que expresaron en la cancha. Segundo tiempo: mismo guión que el primer tiempo pero el joven Schweinsteiger de Alemania, en su mejor día, anota 2 goles de larga distancia y produce el autogol de Petit. Lindo juego que culmina con el pase perfecto de Figo para Nuno Gomes que de cabeza anota el solitario gol portugues. Partido triste, sin embargo, porque marca el adiós de Kahn y Figo de sus respectivas selecciones. Ambos se despidieron en gran estilo.

Kahn y Figo se despiden
En el preámbulo fue muy emotivo el abrazo de los dos entrenadores. Durante el partido fue lamentable, además de molesto, que Cristiano Ronaldo se lanzara al piso tanto y tan seguido. Al concluir el partido, las gradas celebraron como si Alemania hubiese ganado el título y eso fue hermosísimo.

P.S.: Forza Italia!!!

Al final la final

julio 8, 2006

El domingo baja el telón del magnífico y admirable teatro que es el Mundial de Fútbol. Teatro del fútbol más apasionante interpretado por los mejores actores de cada región del planeta. Teatro que es danza, mimo, ópera, drama, comedia, y, por encima de todo, magia. Para la última función quedan sólo dos grupos actorales. Zizou & compañía con Domenech de director, y los de Lippi con Buffon en lo más profundo del escenario. Pocos aspiraban que fuese este el reparto, porque los favoritos del público eran otros y otro el espectáculo esperado. Faltó el gran actor de siempre: el Brasil protagonista. Llegó de estrella pero nunca lo fue. Faltó que España lo creyera. Faltó que Argentina se impusiera. Faltó Inglaterra. Ahora sólo quedan Francia e Italia, y, detrás de bastidores, Portugal y Alemania.

Las actuaciones de Francia. Sus dos primeras salidas al escenario, en la fase preliminar por grupos, fueron muy difíciles. Domenech y los suyos fueron duramente criticados por propios y extraños y, en particular, no me cabe la menor duda, por quienes ahora se chorrean en ríos de alabanzas para con ellos. Suiza es un grupo compacto y muy fuerte al que resulta muy complicado jugarle. Suiza, para entendernos, es de esos actores del fútbol que consiguen que hasta el mejor del mundo, como es el caso de Zidane, luzca torpe y sin garbo. Corea es como un enjambre de abejas molestas. Es improbable que algun Coreano lea lo que aquí he escrito, pero, en caso que alguno se asome por este blog, quiero señalar que mi apreciación es todo menos que despectiva. Corea fastidia, pica, hace daño. La actuación de Francia no fue buena pero tampoco las tuvo todas consigo como para lucirse. Le tocó un mal guión y un muy mal papel. Después del pobre espectáculo no faltó quien pusiera en duda que Francia consiguiese el cupo para la siguiente ronda. Pasó, de manera convincente, gracias al triunfo sobre Togo. Fue entonces que vimos la mejor Francia. Primero ante España, luego ante Brasil. Portugal fue un trámite, una suerte de papel menor que le tocó interpretar para conseguir el mayor papel. El del domingo, en la final. Francia tiene en el elenco una sólida defensa con Thuram inmenso, un mediocampo de lujo con Makelele (¿por qué fue que lo vendió el Madrid?), Vieira y Ribery, el mejor mago del mundo en la 3/4, el astro Zidane, y arriba, inquieto e inquietando, el admirable Henry.

parisweb.jpg

 

Francia 0 – 0 Suiza

Francia 1 – 1 Corea

Francia 2 – 0 Togo

Francia 3 – 1 España

Francia 1 – 0 Brasil

Francia 1 – 0 Portugal

Las actuaciones de Italia. En su primera salida a escena, con las Águilas Negras del Ghana, hizo un buen papel, especialmente en el primer acto. Salió entre los aplausos de su público, algunas críticas favorables y 2 tantos señalados en la marquesina. Su segunda aparición, con USA de contrafigura, fue un inmenso desastre. De Rossi, que había hecho un buen papel en su presentación anterior, confundió roles y se improvisó luchador. Fue en esa deplorable ocasión que Italia recibió el que hasta ahora es el único tanto en contra y no pudo ser más infame que un vil autogol. Ante República Checa tuvo una buena actuación, especialmente atrás, con Buffon, y con ella selló su pase para la siguiente función. Fue entonces su aparición ante Australia. Otro enjambre de abejas molestas, tanto o más que Corea. Recibió un polémico penalti y Totti, valga señalarlo, lo ejecutó a la perfección. Su presentación ante Ucrania fue exitosa y le abrió las puertas hacia su mejor función, aquella cuando le tocó medirse con los actores locales. Fue entonces, en el más emotivo de los finales, que consiguió el protagonismo para la gran exhibición del domingo. Italia presenta en cartel a Buffon de arquero, Cannavaro al frente del reparto, de defensa central, con Zambrotta y Grosso a los lados, Pirlo justo enfrente abriendo el mediocampo y Totti más arriba, a veces “mezzapunta” otras “trequartista”.

milanoweb.jpg

 

Italia 2 -0 Ghana

Italia 1 – 1 USA

Italia 2 – 0 Rep. Checa

Italia 1 – 0 Australia

Italia 3 – 0 Ucrania

Italia 2 – 0 Alemania

 

Zidane y Lippi. Zidane es el actor estelar de Francia y el mejor del mundo entero. Antes de recalar en el Real Madrid estuvo en el Juventus de Turín. Desde 1996 hasta el 2001. Lippi, antes que director de Italia, lo fue de la misma “Vieja Dama”, la Juve de Zizou. Desde 1994 hasta 1999 y en la temporada 2001-2002 donde con ella terminó. Zidane estuvo en el elenco que dirigió Lippi y Lippi tuvo la suerte de dirigirlo. Zidane y Lippi, viejos conocidos, son en cada elenco los más distinguidos.

P.S.: Forza Italia!!!