El post que no quería escribir

Este post y bajo el título que lleva lo escribí a comienzos de octubre del 2006. Aquel entonces no lo publiqué porque temí que se malinterpretara mi posición en relación con Fernando Alonso. Ha pasado un año y mi posición en lo que se refiere al piloto español no ha cambiado. Pero ha pasado un año y durante el año mucho ha pasado. Es así que, a la luz de lo que este año nos ha deparado, tengo la presunción de pensar que lo que en octubre del 2006 podía ser entendido erroneamente, hoy, 6 de octubre de 2007, no será tomado injustamente.

alonso.jpg

Me parece muy molesto del campeón Fernando Alonso eso de andar diciendo por allí que ni siquiera el equipo Renault quiere que sea campeón. Me parece desconsiderado hacia el equipo por el que ha corrido los últimos años y con el que ganó su primer mundial la temporada pasada, desconsiderado para ese 5% de fieles aficionados que lo siguen en sus hazañas como piloto y lo segundan en su paranoia victimista y para los periodistas de su país que han estado siempre de su lado aún a costa de escribir más de una necedad en su recién adquirida afición por la F1.

De prestarles atención al piloto español y a quienes lo respaldan, en su contra y a favor de Schumacher está cuanto bicho con uña tiene algo que ver con la F1.

Fisichella, su “compañero” de equipo, es un bicho de esos. Porque no es su fiel escudero como sí lo es de Schumacher el “little kid” Massa, “little in every sense” como el exhuberante Briatore sentencia. Porque, en la lógica del Asturiano, criticar a Massa, por respaldar a Schumacher en todo y contra todos, es justo y bueno, y criticar a Fisichella, por no respaldarlo a él en todo y contra todo, es más que justo y muy bueno. Está claro el mensaje de Alonso: ¡qué feo lo que hace Massa y qué feo que el jodido de Fisichella no lo haga por mí! Agréguenle unas lagrimitas y carita de becerro degollado y júntenle todas las maldiciones hacia Fisichella de quienes le lloran las lagrimitas a Alonso con todo y carita de becerro degollado. Encima de todo, y a eso vengo yo, es que ni los resultados les dan la razón, porque “Little kid” lleva 70 puntos y 69 puntos lleva “que-se-joda-Fisichella”, 2 puntos le sacó “Little kid” a Alonso en Turquía y 4 en Estados Unidos y en Alemania, 7 puntos le sacó “que-se-joda-Fisichella” a Schumacher en Malasia, 4 en Australia y 6 en Japón. Y este puede decir esto y aquel puede decir aquello, pero para seguir con los hechos, y dejar a un lado las palabras, “Little kid” mejoró a Schumacher de 1 punto en Malasia, de 1 punto en Hungría y de 4 en Turquía, “que-se-joda-Fisichella-y-la-madre-que-lo-parió” mejoró a Alonso de 2 puntos en Malasia y 2 puntos en Estados Unidos. ¿Hace falta decir más? Fisichella-que-se-joda-él-y-la-madre-que-lo-parió ha ayudado más a su co-equipero Alonso de lo que lo ha hecho “little kid” Massa con su amigo Schumacher. Y, señoras, señores, niños, niñas, viudas y señoritas, no a las palabras sino a las pruebas me remito.

Si no es Fisichella entonces es todita la FIA con Bernie Ecclestone a la cabeza la que está comprometida a favor de Schumacher y en contra de Alonso. La FIA que sancionó a Alonso en Hungría, con justicia, y en Italia, injustamente, también relegó a Schumacher al último puesto de la parrilla en el Gran Premio de Monaco y lo sancionó, al igual que a Alonso, en Hungría. Si se trataba de ayudar al Alemán, ¿por qué endosarle una sanción tan dura en Monaco? No me dirán que para permitirle demostrar que es un gran campeón y, en un circuito donde es practicamente imposible adelantar, realizar una carrera irrepetible y conseguir el quinto lugar, no es eso lo que quieren decir, ¿o sí? Gracias mil, pero no hacía falta. Porque de que Schumacher es un gran campeón sólo tienen que convencerse ustedes mismos. El resto de los mortales que sentimos añosa afición por la F1 ya estamos de eso requeteconvencidos. ¿Será para ayudar a Schumacher que a Ecclestone se le vió salir de Suzuka del brazo de Briatore y del brazo de Briatore comentar a los periodistas que la de Suzuka fue “a good surprise”?, ¿será? Hmm, “good” para Schumacher no fue. Lo fue para Alonso, Briatore, la Renault y, ¡qué duda cabe! si él mismo lo dice, pues para él. Para él, Ecclestone, el dueño y señor de la F1. Para él, Ecclestone, que no ha perdido oportunidad de respaldar a Alonso en la lucha por el campeonato, una y otra vez y cada vez que los periodistas le consultan. ¿Es que no leen los diarios o sólo leen lo que les interesa? ¿De dónde sacan que la FIA y Ecclestone a la cabeza, con todo y que anda de pipí-agarrado con Briatore, están es a favor del Alemán y le tienen ojeriza al Español? No, no contesten, por favor. Ya sabemos la respuesta. Es que lo dice Alonso y que Briatore lo dice también. Y los periodistas españoles le sacan punta y sus admiradores lloran con Alonso y lo hacen por él.

Este post no lo quería escribir sino después que concluyera el campeonato, después del Gran Premio de Brasil. El campeonato concluyó ayer en Japón. Con una gran carrera de Alonso. Con el retiro de Schumacher debido a la rotura del motor de su Rossa. Que el motor de su Ferrari se rompiera no le pasaba desde el Gran Premio de Francia en el 2000. Le pasó hoy, cuando iba primero, después del que parecía su último pit stop y a falta de 17 vueltas para terminar la carrera. En una demostración de grandeza, abrazó y consoló a sus mecánicos y a todo el equipo, uno por uno a todos ellos. No contento con eso, en la entrevista a los medios, dijo en Italiano y no en Inglés como acostumbra:

“Siamo una grande squadra, la più grande in cui abbia corso. I ragazzi del Cavallino sono bravissimi, i tecnici e i meccanici sono i migliori in assoluto e sono davvero orgoglioso di aver lavorato con loro.” [Somos un gran equipo, el más grande para el que haya corrido. Los muchachos del Cavallino son muy buenos, los técnicos y los mecánicos son los mejores en absoluto y estoy en verdad orgulloso de haber trabajado con ellos]

Y cuando alguien le preguntó si estaba desilusionado con su auto, contestó:

“No, non sono affatto deluso. Può capitare di avere un guasto. Come nella vita e nelle corse, sono cose che succedono.” [No, no estoy desilusionado en absoluto. Puede suceder que sufras un avería. Como en la vida y en las carreras, son cosas que pasan]

Como en la vida y en las carreras suceden cosas.

Y sucede que Schumacher se retira en Brasil pero ya ayer en Japón dió pié a la que será, digan lo que digan, una gran leyenda. Hoy en Japón dió una gran lección.

A ver si aprenden quienes se quedan en el oficio. Porque aprender a perder es parte del oficio de un gran campeón. Un gran campeón, cuando pierde, llora, pero no lloriquea ni se pone mamón.

Felicitaciones a Alonso y a sus seguidores. Mil y una felicitaciones. Pero, por favor, dejen el victimismo, porque ni se apoya en hechos ni les queda bien. Además es muy molesto para quienes no conformamos ese 5% de aficionados a la F1 que le mentan la madre a Fischella, descalifican al contrario y le respaldan las exhuberancias verbales al Asturiano.

Explore posts in the same categories: Alonso, F1

2 comentarios en “El post que no quería escribir”

  1. Le0x_! Says:

    Esto es off topic aca pero quiero expresarlo, que bonito regalo de cumpleaños me esta dando mi milan nuestro milan =)

    saludos amiga rossonera

  2. Stef Says:

    Le0x_!

    Esto es on comment: ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

    Que el Milan nos siga haciendo regalitos como el de hoy, aunque no estemos de cumpleaños, así como para sentirnos que estamos siempre de fiesta.

    Un abrazo fuerte y largo de tu amiga rossonera/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: