Archivo para octubre 9, 2007

Espejito, espejito, ¿quién es el más bonito?

octubre 9, 2007

_44165089_ronaldoblackeye270.jpg

No me gusta lucir como ahora pero en cuatro o cinco días seré bello otra vez _ A Cristiano Ronaldo el partido ante la Roma le dejó algunas magalladuras en la cara pero ciertamente ni un razguño en su ego.

Tomado de la BBC.

Bosta de vaca

octubre 9, 2007

Al concluír el Gran Premio de China, Ron Dennis, el mandamás de McLaren, declaró a los medios británicos y dijo:

“We weren’t at all fazed about Kimi. We weren’t racing Kimi, we were basically racing Fernando.”

“Kimi winning and Lewis coming second was adequate. It just didn’t quite work out that way.”

0jp4dnxp__346x212.jpg

La traducción al idioma de Fernando Alonso circuló en los diarios deportivos de su país y en su país causó gran revuelo.

Debo admitir que, más que lo dicho, me sorprendió quien lo dijo. Si no hubiese sido Ron Dennis, el abanderado en la cruzada de la igualdad entre pilotos, sino algún otro gran cacique de alguna otra escudería, a esas palabras no le habría hecho mayor caso y, tampoco, muy probablemente, le habría hecho caso alguno la prensa toda.

Ahora bien, sin pretender minimizar lo dicho por Ron Dennis y en un ejercicio que hago con la nariz tapada, porque el jefe de McLaren no me gusta nada, me calzo en sus zapatos y encuentro que, en una temporada tan convulsionada para el equipo, después de haber perdido el Mundial de Constructores por el escándalo de espionaje y teniendo el Mundial de Pilotos a corto alcance con uno de los dos pilotos, haría todo lo que esté a mano para obtener ese trofeo, aun a costa de sacrificar al otro piloto. Eso fue lo que hizo Ron Dennis en China y fue lo que admitió a la prensa de su país. Lo que ocurre es que quien eso declara se ha pasado la vida defendiendo la tesis de la igualdad entre los pilotos de su escudería, a la par que no ha perdido oportunidad de masacrar a Ferrari por su política de primero y segundo piloto. BS o, en el idioma de Fernando Alonso, ¡bosta de vaca! A otra con ese mojón. En McLaren, de un tiempo a esta parte y según se iba decantando la temporada, ha habido un primer piloto, y ha sido Lewis Hamilton, y ha habido un segundo piloto, y ha sido Fernando Alonso. Puedo entender que a los alonsistas el trato hacia su bicampeón no les guste nada pero así están las cosas y así las ha dispuesto Ron Dennis. Lo que a mí no me gusta nada es el doble standard de ese señor, presto a razgarse las vestiduras por la bosta de vaca de la igualdad p’acá la igualdad p’allá pero, a las primeras de cambio y según su conveniencia, igual de presto a pasársela por el forro de sus pantalones.

Soy ferrarista apasionada y mi apasionado amor por la Rossa me pone zancadillas a la hora de intentar objetividad. Aun cuando siempre he admirado a Fernando Alonso por sus inmensas cualidades de inmenso piloto, siempre he sido muy crítica hacia él, especialmente por su inclinación tan acentuada al victimismo. En esta oportunidad el piloto asturiano tiene razones de sobra para sentirse una víctima. Lo es. Su temporada en McLaren ha sido un infiernito y mucho ha padecido el pobre bajo Ron Dennis actuando de Lucifer. Tampoco es que Fernando Alonso haya sido un serafín. No lo ha sido en McLaren ni lo fue antes en Renault. Cuando estuvo en el equipo de Flavio Briatore, no dejó de criticar despiadadamente la condición de Michael Schumacher como primero indiscutible en Ferrari, críticas estas que le quedaban requetefeísimas puesto que entonces él mismo era el primerísimo de su equipo y el muy escaso de Giancarlo Fisichella el simple segundón. Ahora en McLaren ha padecido como un paria. Si algo ha llegado a aprender de la experiencia, en su próximo equipo se cuidará bien de demandar el puesto de primer piloto.

En Brasil no será primero de McLaren pero tampoco segundo. Creo que en las actuales circunstancias a McLaren le conviene ofrecer igualdad de condiciones a sus dos pilotos. No pierdo si apuesto que McLaren prefiere que el Mundial se lo lleve mimadito. Pero entre este y Fernando Alonso hay sólo 4 puntos. Una ventaja muy pequeña que Kimi Raikkonen al acecho hace aún más pequeña. Si McLaren elige lo que debe hacer en vez de lo que quiere hacer, entonces tomará en cuenta que entre dos en disputa hay un tercero que despunta. Que así sea. FORZA KIMI! FORZA FERRARI! Que así sea, amén. Pero si McLaren sabe lo que debe hacer, y lo hace, entonces Fernando Alonso puede estar tranquilo, porque dejará de ser el segundo para ser un igual.