Archivo para octubre 29, 2007

Jano bifronte

octubre 29, 2007

180px_janus_vatican.jpg

El Milan es como el Dios romano de las dos caras, el Jano bifronte que le da el título al post. Su mejor cara es la que mostró ante Sevilla (3-1), Benfica (2-1), Shaktar (4-1), Genoa (3-0), Lazio (5-1). Su peor cara es la que hemos estado viendo más a menudo esta temporada, en una suerte de 3 × 1 que a 3 partidos horripilantes intercala 1 excelente. Como para recordarnos que el Milan es Campeón de Europa y sigue siendo capaz de desplegar gran fútbol y adornarlo con goles.

La política de fichajes de la dirigencia rossonera ha sido un desastre y, en correspondencia, un desastre está resultando la temporada. El Milan compró a Pato por 22 millones y that’s it! No es que 22 millones sean una bagatela pero en las arcas quedaba algo de dinerito como para no encontrarnos ante la situación de tener que reemplazar a Janku (lesionado) por Favalli (35 años), confiar la solución de todos nuestros males defensivos al gran Paolo (todo una campeón, no lo discuto, pero con 39 años a cuestas) o esperar que Serginho (36 años) nos resuelva in extremis un partido que vamos perdiendo con indolencia.

No creo que Gourcuff, Bonera, Kaladze o Gilardino estén a la altura de representar al Milan como otrora lo hicieran Savicevic, Baresi, Costacurta o Van Basten, pero prefiero darles minutos y confianza a ellos, los más jóvenes, y echar mano de la cantera, antes que esperar que Ronaldo deje de ser una frágil bailarina de porcelana, salga a la cancha y aporte goles que nos remienden la temporada. Me cuento entre quienes despotrican de Gilardino y su falta de puntería, admito que Gourcuff me ha decepcionado y he de reconocer que ayer fue el venerable Cafú quien más le puso ímpetu y ganas al miserable partido que jugó el equipo. Sin embargo, del pozo profundo en el que hemos caído, antes que con la experiencia de quienes han ganado todo y tienen poco o nada que demostrar, prefiero intentar salir con el entusiasmo de los más jóvenes que aún tienen mucho que aportar. Mientras tanto, a la vez que espero por el estreno de Pato, conjuro a todos los dioses del fútbol para que mantengan bueno y sano a Kaká y no permitan que su rodilla izquierda lo deje sin poder jugar.

Anuncios