Archivo para marzo 3, 2008

El Napoli acabó con el invicto del Inter, Cassano con mi campaña, y la Juve …

marzo 3, 2008

… la Juve no sirve para nada. ¿Era mucho pedir que le ganara a la Fiore? Jugaba en el Comunale de Turín, frente a su público, ante un equipo con el que la rivalidad es enconada. Tenía que mantenerse a al zaga de la Roma, a sabiendas que el sábado Totti & cia. habían despachado al Parma con un 4-0 sin contemplaciones, y tenía que mantener a la propia Fiorentina a su zaga y distanciada, ya que 4 puntos son pocos pero 1 solo punto es casi nada. Cierto es que a los rossoneri no nos sale bien encomendarle tarea alguna a la Vieja Dama. Cierto es que la Fiorentina ganó con méritos propios (y deméritos de los blanquinegros) aunque lo hizo ya para finalizar el descuento. Cierto es que, aun sin Mutu, que es pieza fundamental de los viola, los dirigidos por Prandelli disputaron un muy buen partido. Cierto es que ahora el Milan es más quinto que hace un par de días, con la Fiorentina cuarta a distancia de 4 puntos. !Una contrariedad!

Como no bastase, Antonio se pone grosero y malcriado y, con otra de sus locuras ridículas, pone fin a mi campaña para que el Dona lo convoque para la Euro. Ni modo, Cassano no consigue acompañar el inmenso talento que derrocha con algo de madurez de caracter. Este Peter Pan de 26 años ya no tiene excusas que valgan, porque juega con regularidad, en un equipo del que es la pieza fundamental, cuyos dirigentes lo miman, cuyo público lo adora, en un ambiente inmejorable para exhibir su clase pero también, y sobretodo, para dar señales de crecimiento temperamental. Se disparó en el pie y de reculo le disparó a mi campaña, cuando no bien empezaba. ¡Una lástima!

En un domingo que se perfilaba nefasto, el Napoli alivió en parte contrariedades y penas de esta rossonera en campaña por Cassano, tumbándole el invicto al odiado y odioso (esf)Inter. No conseguí canal alguno que trasmitiera el partido pero lo seguí por internet y debo decir que disfruté el gol de astucia de Zalayeta, cada aceleración de ese talento cristalino que es Lavezzi, cada movimiento de Hamsik. Empecé el domingo disfrazada de juventina y lo terminé vistiéndome el corazón de Nnapulitana … ¡Una felicidad!