Archivo para mayo 1, 2008

Comentarios sobre la Champions 2

mayo 1, 2008

(1) El cúmulo globular de estrellas de la Vía Láctea conocido como NGC 6397 se encuentra a 8.500 años luz de la Tierra. Esa es la distancia que me separa de ser culé. No lo soy y no hay posibilidad alguna que llege a serlo a menos que viva 8.500 años y, para entonces, aún se juegue a algo que se asemeje al fútbol y siga existiendo un FC Barcelona. Aclarado el punto, quiero decir que los azulgrana me decepcionaron. Los había señalado como finalistas y me hicieron quedar muy mal. Por su incapacidad de hacer lo que debieron hacer (entiéndase “1 gol”) fueron eliminados y me dejaron con la infame estadística de haber acertado el 50% de los finalistas.

(2) El Manchester versión europea deja la sensación de ser un equipo compacto y concreto, que practica un fútbol concreto (la nueva etiqueta para el “fútbol ultradefensivo en versión inglesa”) y obtiene resultados compactos (ehm … 0-0 y 1-0).

(3) El partido que se suponía iba a conseguir marchitar de aburrimiento las hebras del cesped de Stamford Bridge y matar a bostezos a las ovejas que tuvieran la malhadada idea de interesarse en el asunto, ese Chelsea-Liverpool que enfrentaba la anal-retentiveness de Benítez con la idem de Grant, ese partido, contra todo pronóstico, fue espectacular.

(4) Benítez, lo sabemos, tiene una obsesión compulsiva por examinarlo todo, absolutamente todo, antes de cualquier partido. En esta oportunidad quizás acertó en el análisis molecular de la fibra sintética con la que se fabricaron las redes de las arquerías de Stamford Bridge y en el estudio estadístico que da cuenta de los errores de Cech en correlación con el color de los botines de los jugadores que enfrenta, pero se equivocó de plano en su crítica a la poca verticalidad de Drogba y a su mucha capacidad de fingir haber sido víctima de faltas terribles. Consiguió que el coloso marfileño se picara y tuviera un desempeño extraordinario. Además de los dos goles, muy similares tanto en la ejecución como en el nivel de dificultad, hizo lo que quiso y, en la medida que las acciones del juego se lo permitieron, en la mayor verticalidad.

(5) Me parece que ni el noruego Riise ni el finlandés Hyypia querían viajar a Moscú. Debe ser un asunto de gente de países nórdicos. Porque el ghanés Essien y el marfileño Kalou mostraron, por el contrario, enorme interés en el viaje a la capital rusa.