Archivo para junio 20, 2008

Apuestas

junio 20, 2008

En el Croacia-Turquía le apuesto a Croacia. Me gustó Turquía en el emocionante duelo con República Checa pero estimo que Croacia tiene más calidad.

En el Holanda-Rusia le apuesto a Rusia. Hiddink ha demostrado que sabe sacar petroleo de cualquier hoyo y en la Rusia que ha empezado a perforar parece que tiene, más que un hoyo, toda una reserva de crudo ligero. Con Arshavin en la cancha consiguió subir el baricentro del equipo, transformar en poesía las triangulaciones rusas y exaltar a Pavlychenko. De Holanda he dicho que su defensa luce débil y no me retracto. Hasta aquí con lo que tiene en los otros repartos ha tenido para ganarle a cualquiera. Arriba, en particular, Holanda suda calidad. Allí el valor de las individualidades marca una diferencia abismal. Pero Rusia se las trae y tiene en Hiddink a un entrenador que sabe elevar hasta lo impensable los méritos de un equipo. Más que por su selección le apuesto a Rusia por el entrenador.

En el España-Italia, quiero que gane Italia pero le apuesto a España. Si es por camiseta, he de decir que esta que exhibe Italia en la Eurocopa es muy linda, nada que ver con el horror presudado en las axilas que vistió en el Mundial. Pero si es por calidad, parece que España tiene más. El libreto pone a La Roja como favorita y puede pasar que el peso del favoritismo termine aplastándola como ya le ocurrió en el Mundial cuando iba a jubilar a Zidane. Sin embargo, creo que la ausencia de Pirlo en la Azzurra terminará por pesar mucho más. Es cierto que Italia es la campeona mundial y tiene que lucir la cuarta estrella que brilla en su camiseta pero no deja de ser cierto que, pase lo que pase ante España, seguirá siendo la campeona al menos dos años más. FORZA ITALIA!

Anuncios

Alemania y la camiseta

junio 20, 2008

Resulta que el único mérito de la apisonadora que fue la Alemania de hoy es vestir la camiseta que viste. Parece que las camisetas confeccionadas por Adidas para el equipo de Loew tienen poderes mágicos que convierten a los once alemanes que las visten en unos Harry Potter en versión futbolística, mucho más fornidos, altos y fuertes que el pequeño héroe de la saga de J.K Rowling. La acción de manual de fútbol que llevó al 1-0 marcado por los alemanes es puro hechizo textil. Que la defensa portuguesa se durmiera en ocasión del 2-0 se debe a un encantamiento producido por la trama ¿o fue la urdimbre? de la mágica zamarra. Los dos goles lusos se produjeron en momentos en que el tejido perdió embrujo. El tercer gol alemán lo marcó la mismísima camiseta de Ballack ayudada por un empujoncito a Paulo Ferreira de quien la camiseta la llevaba puesta, al parecer, el propio Ballack. Leo lo “del peso de la camiseta” o que “Alemania tiene menos fútbol que Portugal pero más oficio” (donde oficio está por camiseta) y me pregunto si es que estos alemanes tan bien vestidos tuvieron algún mérito propio la primera vez que ganaron algo o cuando se repitieron la segunda vez o la tercera o la cuarta o la quinta y en qué momento particular fue que dejaron de ganar porque juegan al fútbol con eficiencia, elegancia, arrogancia y poderío y entonces empezaron a ganar por el pedacito de tela que les cubre los hombros.

El retratado lleva puesta la camiseta de Ballack.