Emociones encontradas

Por un lado, la inmensa alegría por el octavo título mundial de Valentino. Ganó el Gran Premio de Japón en un circuito que no es de sus favoritos y ganó el Mundial de MotoGP en la que ha sido para el piloto de Tavullia una temporada para enmarcar.

Por otro lado, la profunda decepción con Ferrari. La tristeza y el enojo. Señalar como “mala suerte” el n-ésimo error de pilotos y team es encubrir la realidad: Massa, Raikkonen y Domenicali deben ser reemplazados. Es increíble que Montezemolo los haya confirmado a los tres para la próxima temporada. Los ingenieros de Maranello han realizado un trabajo admirable y la escudería cuenta con un auto competitivo que bien podría estar liderando la F1 en los dos campeonatos. Si el auto fuese un cacharro, mi tristeza no sería tan intensa. Que ganara Alonso me contenta pero no consigue mitigar mi enojo.

Explore posts in the same categories: F1, Ferrari, Moto GP, Valentino Rossi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: