Archivo para enero 12, 2009

Sobre el Roma-Milan

enero 12, 2009

SOCCER-ITALY/

Debo empezar diciendo que me sorprendió la alineación de Lotti. En la Vía Láctea que dispuso (los rossoneri vistieron de blanco), Seedorf, Kaká y Ronaldinho estuvieron opacos, Pirlo mandó algunos destellos aunque no deslumbró, Beckham brilló por la humildad del sacrificio y Pato dejó una estela de luz propia, especialmente resplandeciente en ocasión del segundo gol. El joven palmípedo empieza a perfilarse como un gran jugador. Esa velocidad endiablada con la que se lleva el balón imantado a los pies es un don excepcional, una característica única que hacen de él un jugador excepcionalmente único. Es Pato, sólo Pato. No se parece a nadie más que a él mismo. Eso me gusta, sobretodo porque en la prensa abundan los nuevos Maradonas, los nuevos Zidanes, los nuevos Van Bastens, los nuevos este y aquel, cuando, a mi entender, un gran jugador es tal, y se destaca por encima del promedio, por ser él mismo: un jugador único e irrepetible. El brasileño empieza a destacarse por las cualidades que tiene, por su inmenso talento y su gran calidad técnica. A sus diecinueve años es una promesa espléndida para el fútbol. Espero que el Milan haga de él un gran … ¡Pato!

Lo que más me sorprendió de la alineación del Milan fue el desequilibrio táctico. Beckham mostró ser un jugador inteligente porque se inmoló “incontrista” en un equipo que Lotti dejó sin centrocampistas de contención. Si la defensa del Milan fuese otra (con 20 goles encajados, es la peor de las de los primeros seis equipos de la tabla) entendería la abundancia de “pies finos” de la media hacia adelante pero, con semejante debilidad atrás, hubiese sido preferible adoptar medidas de compromiso. La estéril posesión del balón por parte del Milan en la primera parte del encuentro, puesta en evidencia por una maniobra lenta y predecible, fue bien aprovechada por la Roma con sus rápidos contragolpes. En la segunda parte el Milan jugó con mayor velocidad y el cambio produjo buen juego por parte de los rossoneri. El resultado, aunque es una desilusión muy grande, le hace justicia a lo que mostraron en la cancha los dos equipos.

Seedorf no debió jugar. Estuvo … fatal. Como fatal estuvo Janku de vuelta a roles defensivos. Dado que el checo lo había hecho muy bien en el mediocampo y Seedorf estaba resentido de una leve lesión muscular, yo hubiese puesto a Jankulovski en el medio y a Antonini atrás. Del Milan vuelvo a destacar la actuación espléndida de Pato y la humildad de Beckham, a la vez que apunto lo mal que sigue mostrándose la defensa. De la Roma me gustó la defensa (Juan estuvo impecable en los balones aéreos), me sorprendió Riise (vuelve a parecerse al jugador del L’pool) y me encantó Vucinic (es un crack).