Dani Alves, el catenaccio y las modas

daniel-alves_997668

El despliegue de fútbol brillante con vendaval de goles que es el Barcelona del nuevo curso han dirigido los focos hacia Messi, en cuanto su figura dominante y protagonista estelar. Muchos lo señalan como el mejor futbolista de nuestros días. Yo me sumo sin reservas aunque con toda seguridad su consagración definitiva en lo más alto del fútbol actual dependerá en buena medida de lo que él y su equipo consigan en la UEFA Champions League. Sin querer restarle méritos a otros jugadores de la plantilla ni desestimar la magnífica labor de Guardiola en la dirección técnica del equipo, creo que, en la que ha sido hasta aquí la espectacular temporada del Barça, es Dani Alves, después de Messi, su jugador más determinante. Quizás el mío sea un juicio temerario porque, he de confesarlo, he visto pocos partidos del Barcelona. Lo cierto es que en todos ellos el brasileño ha estado soberbio como cierto es que Sid Lowe, en su última columna para The Guardian, expresa la misma opinión con fundamento y sabiduría. Me alegra coincidir con el comentarista de la sección de fútbol de uno de los dos diarios (el otro es La Gazzetta) que he adoptado como referencias de lectura diaria obligatoria. Me soprende, en cambio, que mis escasas incursiones “internéticas” por algunos blogs de la órbita barcelonista, encuentren escaso el espacio dedicado a Dani Alves. La mía es una muestra poco significativa porque, al igual que son pocos los partidos del Barça que he visto, pocos son los blogs culé que visito. Aun así, vaya, no deja de sorprenderme.

Las menciones al catenaccio en los posts dedicados al Calcio de algunos blogs muy apreciados por la comunidad blogueril hispanoparlante son, por mucho, más frecuentes que las referencias a Dani Alves en los blogs de fútbol español con el énfasis puesto en el FC Barcelona. Es así que el fin de semana pasado (fue entonces que me propuse escribir sobre el tema) leí en un blog “rankeado” una reseña sobre los partidos Juventus-Fiorentina y Bologna-Milan que los resumía ambos bajo la etiqueta de (cito textualmente) “Catenaccio al estado puro”. O su autor vió los partidos y está falto de razón y entendimiento o no vió los partidos y recurrió por costumbre o facilismo al lugar común tan desgastado. El Juventus-Fiorentina fue un partido marcado por dos crasos errores arbitrales pero encuentro que fue entretenido. La Juve jugó un fútbol ágil y, a ratos, divertido, con llegadas frecuentes al área rival, bajo la inspiración de Del Piero y por medio de las corridas de Marchisio y las aceleraciones de Marchionni. Una muy buena Fiore, huérfana de Mutu, respondió a cada golpe con Gilardino en óptima ubicación para los pases medidos de Pasqual y las incursiones rápidas de Jovetić. No fue un partido antológico, ni siquiera respondió a cabalidad a las expectativas que la enconada rivalidad entre las dos aficiones ayudaba a alimentar, pero tampoco fue tal como que de él no se consiga resaltar, en positivo, el pase estupendo de Del Piero para el gol del joven Marchisio o, en negativo, la injusta anulación del gol de Gilardino y, en vez de eso, sólo el cliché del catenaccio es lo que se garabatee, encima de todo, sin que venga a ton ni a son. En cuanto al Bologna-Milan baste decir que el Milan no estaría en condiciones de practicar ninguna fórmula de defensa a ultranza porque, simple y llanamente, ni siquiera tiene con qué medio defenderse o defenderse a medias, dado que el reparto defensivo es, precisamente, su mayor debilidad. El Bologna, por otro lado, no sólo no jugó de manera catenacciara, sino que fue tal su disposición a jugarle a tú por tú al Milan que terminó dejándole autopistas a Pato y Kaká para sus aceleraciones en contragolpe y que Di Vaio entabló con Abbiati un duelo en el que a las proezas del primero respondía el segundo con equivalente calidad y similar valía.

Quizás no debería sorprenderme el uso, y abuso, del término catenaccio en cualquier situación en la que el fútbol italiano se asoma, como tampoco debería sorprenderme la poca visibilidad que tiene Dani Alves en la blogosfera. Después de todo el fútbol tiene sus propias modas. Hay temas, como el catenaccio, que nunca pasan, y otros, como Dani Alves, que tardan en imponerse o nunca lo consiguen.

Explore posts in the same categories: FC Barcelona

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

10 comentarios en “Dani Alves, el catenaccio y las modas”

  1. Jesus F Says:

    Excelente Post Stef,

    Voy de salida, al rato escribo mis impresiones al respecto.

  2. dokieh Says:

    Lo mismo digo, en un rato vuelvo y escribo mis impresiones respecto al post. No quiero que se quede en un simple comentario, me gustaría analizarlo bien.

    Pero, antes que todo, lo mismo que Jesús: excelente post.

  3. Jesus F Says:

    Ok, ahora sí, y con calma:

    Los Estereotipos, no en el fútbol, sino en la vida en general, se quedan por mucho menos, cuando no es para siempre.

    Dicho esto, no creo que haya alguna manera de que a la vista de muchos, para no decir específicamente los ojos españoles, el fútbol italiano es una fila de defensores, un buen portero y un oportunista (un Pippo, por así decirlo). Y no es que no haya sido así, sería taparse los ojos si alguien no llegó a ver pasajes de la selección de Cesare Maldini o la difícil de digerir del Trap.

    El fútbol italiano está marcado y quizá siempre lo esté, por el catenaccio. Para mí, eso es un hecho y quizá una forma de vida. Si me preguntan con cual me quedo, ¿con el Mílan de Sacchi o el de Capello? Yo, sin dudas digo el de Capello. ¿Fue más feo? Probablemente, pero fue más efectivo, desde mi punto de vista.

    Pasar de allí, a decir que el fútbol italiano es en esencia dos equipos especulando y tratando de contragolpear, es no haber visto algún juego en los últimos años, o en la última década. Yo le doy mucho crédito del calcio actual a un modesto equipo llamado Chievo, el que llegó con arrogancia dirigido por Luigi Del Neri y que salió a faltarle el respeto a todos los grandes, pegándoles en su misma casa, sin complejos, en un momento donde todos los pequeños se dedicaban a formar un Ghetto y a buscar en salidas rápidas algo más que un simple empate.

    No voy a decir que ese hecho haya afectado más al calcio que el caso Bosman, sería una exageración, pero creo que marca un antes y un después. Desde mi punto de vista, la diferencia entre los grandes y los pequeños, no es mucha, quizá sea el salto de calidad que le dan los tocados, como Kaká, Del Piero o Ibrahimovic. Jugadores que no pueden tener equipos modestos, más allá de sus años de primavera. Los equipos pequeños, tienen todo el derecho de soñar, en Italia y en cualquier otro lugar.

    Lo que he leído en líneas generales sobre el fútbol italiano, es que en España, se admira inmensamente a Andrea Pirlo y luego se desprecia a Gennaro Gattuso. La admiración por el primero no hace falta ni comentarla. Pero el desprecio por aquel que hace el trabajo sucio, o mejor dicho, el trabajo de sacrificio, es negar un rol del fútbol mismo. Todos los equipos ganadores han tenido a alguien que realiza esa labor: Simeone, Davids, Makelele, Desailly, por mencionar solo unos pocos de una u otra manera han realizado esa labor en sus equipos. Equipos ganadores, por cierto. Decir que el fútbol italiano es básicamente 11 murciélagos colgados del horizontal, es básicamente, no ver más allá de lo evidente; es no haber visto a Italia contra Alemania, allá en 2006, cuando atacó con todo lo que tenía y escribió una página memorable de su historia (cosa que no hizo en la euro pasada).

    Si digo algo de Dani Alves, soy un mentiroso. Reconozco que hago como la mayoría: veo a Messi. Si digo que no me da envidia observar el juego del Barcelona, también miento. Es un equipo maravilloso, que cada vez que se propone marcar y ganar, lo hace sin despeinarse. Cosa que seguro tiene a Dokieh muy feliz y con toda razón.

    Si la prensa española comenta más los estereotipos italianos, que las virtudes propias, más que mirar la paja en el ojo ajeno, es perderse de momentos magníficos de sus propios equipos. Es perder la oportunidad de hacer críticas constructivas de sus propios representantes; es quizá, simplemente, una pérdida de tiempo, tanto para el que escribe como para el que lee.

    La pasión por el fútbol nunca debe cegar la razón. Es como llenar una quiniela con el corazón. Yo no le voy a Brasil, jamás lo haría, por ejemplo. Pero ni loco lo dejo en primera ronda. Y mucho menos diría que juegan mal. Igualmente, si el Mílan o la Azzurra juegan mal, no tengo reparos en decir que su juego fue un asco, si así lo fue. Eso es lo que espero yo de los demás y si no lo consigo, prefiero no seguir leyendo, por mi propia salud mental y por ahorrar tiempo útil.

    Las opiniones sinceras y dentro de lo humanamente objetivas, siempre deben ser bien recibidas, sean hechas en casa, o vengan del vecino. Cualquier otra cosa no merece si quiera ser considerado.

  4. Jesus F Says:

    Disculpen, Fé de erratas:

    “Los Estereotipos, no en el fútbol, sino en la vida en general, se quedan por mucho <>, cuando no es para siempre.”

  5. dokieh Says:

    Suscribo prácticamente todo lo que ha dicho Jesús. Excepto lo de Gattuso: sinceramente, no sé dónde has escuchado o visto ese desprecio hacia Rino, pero supongo que lo habrás hecho en este tipo de gente que, por decirlo de un modo rápido, no tiene ni puta idea de fútbol. Yo diría que Gattuso (por su carisma, porque parece un tipo gracioso y buena gente y por su garra) es admirado en España. Cuando el verano pasado sonó para el Barça, todos estábamos rezando para que se diera y pudiera venir.

    Dicho esto, vamos al contenido del artículo.

    Antes que nada, destacar que, al igual que Stef, yo también había leído esa columna de Sid sobre Alves y me encantó de igual modo.

    En cuanto al resto, aquí pasa una cosa que también pasa en otros sitios: pasa en Argentina, por ejemplo, cuando los hinchas de Boca, aquellos que sólo ven el fútbol de allí y no saben qué se cuece en Europa, dicen que su equipo es el mejor del mundo. Claro está, lo dicen porque es lo único que ven y, por lo tanto, no lo pueden comparar con ninguna otra cosa. Aquí igual: hay muchos que apenas ven fútbol internacional y se atreven a opinar. Recuerdo a todos esos que cuando el Madrid fichó a Pepe no paraban de criticarlo y se reían cuando yo decía que era un auténtico crack y que sería de los mejores del mundo. También se reían cuando les decía que Higuaín marcaría una época en el Madrid, y cada vez estoy más cerca de reírme yo.

    Esa es la cuestión, que no conocen, que hablan mucho de cosas de las que no saben. Supongo que, Stef, los blogs que habrás visitado serán llevados por este tipo de aficionados (a no ser que cuando digas blogs culés te refieras al nuestro; no lo creo, la verdad, ya que en una semana de vida apenas nos ha dado tiempo de hablar ni de Alves ni de muchas otras cosas).

    En cuanto al tema que apunta Jesús (catenaccio), estoy más o menos de acuerdo con él. El fútbol italiano no es sólo catenaccio, y los que lo aseguran así son aquellos que no conocen la Serie A, que apenas han visto 10 partidos del Scudetto en su vida y que no vivieron esa gran época del balompié transalpino (los ’90 de Baggio, Weah y compañía) como otros sí lo hicimos.

    Es cierto que el fútbol italiano ha empeorado y que cada vez es más difícil ver un gran partido en el ‘calcio’. Eso es así, y, en mi opinión, hay que reconocerlo. Hay muchos factores que han influído en esa crisis de juego y espectáculo (el tema de las hinchadas, lo del ‘Moggigate’, etc).

    Pero que el fútbol italiano haya empeorado no significa que cada partido sea un aburrimiento y que todos los equipos sean ultradefensivos. Eso es ir a lo fácil y, el que lo dice, denota un gran desconocimiento de lo que está hablando. Ayer, por ejemplo, estuve viendo la segunda parte del Nápoles – Udinese y, la verdad, me encantó. A veces veo partidos de equipos “menores” (el Inter, como ya dije en otra ocasión, cada vez puedo verlo menos) y siempre me divierto en mayor o menor medida.

    Ahora, por otra parte, está el tema España-Italia. No me extenderé y no voy a criticar nada personal, aunque, Stef, ya hemos hablado alguna que otra vez sobre esto y ya te dije que no estoy para nada de acuerdo en que los españoles seamos los únicos que pensamos (yo no lo pienso, desde luego) que la ‘azzurra’ juega mal y que el juego de los equipos italianos suele ser bastante conservador y defensivo. Eso se dice en todas partes, y si bien, como dice Jesus, responde a un estereotipo que, como todos los estereotipos, se ha implantado fácilmente y con poco tiempo para la valoración y el juicio, el rumor o la opinión de que el balompié ‘tano’ es más aburrido o defensivo que otros tiene que venir de alguna parte.

    Todos sabemos de dónde viene y quiénes han impulsado esto de una u otra manera.

    El tema de que, en Europa, en los últimos años sólo el Milan (que es ese equipo competitivo y ganador que aprovecha los “gap years”, en los que no hay ningún conjunto que arrase en el viejo continente, para imponerse en la Champions) ha cosechado buenos resultados. El Inter es un puto desastre y la Juve, desde que ese tal Capello del que hablaba Jesús ocupó su banquillo, está cada vez más lejos de ser aquel gran club que en los ’90 maravilló a todos.

    En la pelea España-Italia ni me apetece entrar porque me parece una pérdida de tiempo. Tan sólo volver a recalcar que esa opinión, un tanto infundada, está extendida y que si Stef, lo lees más de bocas de españoles desconocedores del fútbol internacional, supongo que se puede deber a que lees más blogs de españoles desconocedores del fútbol internacional que de brasileños, ingleses o alemanes desconocedores del fútbol internacional.

    Para no alargarme más, lo voy dejando aquí.

    Un saludo a los dos, y a los demás.

  6. Jesus F Says:

    Dokieh,

    Lo leí en más de una ocasión, en las páginas de la “eminencia” AS.

    Si la mente no me traiciona, recuerdo el análisis del partido Sevilla – Mílan por la supercopa. Por ahí creo haber leído una piña ácida en contra de “Ringhio”.

    ¡Saludos!

  7. dokieh Says:

    Ya Jesús, pero en la prensa se lee mucha mierda, y en la española más. El pensar que la prensa “representa” de una manera u otra lo que piensan los habitantes del país en concreto…no me parece acertado.

  8. Stef Says:

    No me esperaba que el “post” suscitara reacción alguna. Me alegra que Jesus F y dokieh lo encuentren interesante y sobre él y las que son sus impresiones hayan escrito. Seguimos hablando … por lo visto da para hablar mucho …

    Saludos.

  9. RIG Says:

    De casualidad apareci en este blog y es muy interesante. Pero no estoy de acuerdo en que elogies a Dani Alves. Si viste pocos partidos del Barcelona, no podes opinar sobre este jugador. Justamente vos mismo decis “O su autor vió los partidos y está falto de razón y entendimiento o no vió los partidos y recurrió por costumbre o facilismo al lugar común tan desgastado”, alegando que si uno no mira los partidos no puede luego opinar. Es un gran jugador, pero no creo que sea ni uno de los 5 mejores del Barca. Miralos a Messi (lejos el mejor del mundo), a Iniesta, a Xavi, a Yaya Toure o al mismo Henry.
    Yo soy de Boca y veo mucho futbol Europeo, al contrario de lo que dice Dokieh. Lamentablemente nunca se va a poder comprobar si Boca esta al nivel de Barcelona, Real Madrid, Inter, Milan, Juventus, Manchester, etc, etc etc. Es por la simple razon de que nunca se pueden cruzar un europeo y un sudamericano, salvo en la final del mundial de clubes. Y las veces que se han cruzado fueron parejas. Es una pregunta imposible de responder: El futbol argentino o el brasilero estan a la altura del futbol europeo? Salvo que se empiezen a jugar copas en las que participen equipos de ambos continentes, esta pregunta jamas podra responderse.
    Algunos dicen “Los mejores jugadores Argentinos estan en europa”. Puede ser verdad. Pero en la liga Argentina tambien juegan grandisimos jugadores como Riquelme, Veron, Ortega, Gallardo, Palacio, Palermo, Montenegro y varios mas que estoy seguro que en Europe serian figuras. Ademas, todo el tiempo hay jovenes cracks que disfrutamos un par de años hasta que se van. No los nombro porque no terminaria mas. Muy bueno el blog, saludos.

  10. Stef Says:

    RIG,

    Encuentro que la discusión sobre las principales ligas europeas y las ligas argentina y brasilera es larga y complicada. Ciertamente, una cosa es el fútbol y otra cosa las ligas de fútbol. El nivel del fútbol brasilero es altísimo y la calidad del fútbol argentino es increíble pero creo que las ligas profesionales de Europa, especialmente la inglesa y la española, consiguen atraer los mejores jugadores. Prueba de ello es lo que tú mismo aclaras cuando dices que en Suramérica disfrutamos de jóvenes cracks por un par de años hasta que se van. ¿Adónde se van? A Europa. En Europa está Messi y junto con él la lista de argentinos es larguísima y tú lo sabes bien.

    En cuanto al brazuka Dani Alves, yo digo que en los partidos que sí he visto, ha sido un jugador determinante y que me complace que Sid Lowe, que es conocedor de La Liga, aprecie su valor. Si veo un partido en el que Alves juega estupendo y digo que juega pésimo, me estoy equivocando. Y es lo que creo que hacen algunos cuando se refieren a ciertos partidos: se equivocan. O es eso o no los vieron y hablan por hablar.

    Tus puntos de vista me parecen muy interesantes. Quizás no estemos de acuerdo pero así es más nutritivo el debate.

    Saludos y muchos éxitos con Boca (mi equipo argentino favorito).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: