Archivo para febrero 21, 2009

El Cagliari que nos espera

febrero 21, 2009

Toda vez que puedo me siento frente al televisor y veo un partido de fútbol. Cualquier partido de fútbol. Cualquiera que muestre alguno de los canales deportivos de los que dispongo. Ultimamente, sin embargo, cuento con poquito tiempo libre, por lo que he tenido que limitar mi atención hacia ciertos partidos. Es así que, en los últimos tiempos, me he ocupado casi exclusivamente de la Serie A, el campeonato de fútbol que más me gusta y más me interesa. En mi inclinación futbolística pesan en buena medida mi italianidad y, en ella, mi ser aficionada fanática del Milan, mi equipo desde siempre y por siempre (aunque mal pague). Pero también guardan relación con mi predilección por el Calcio y su liga la que es mi profesión (soy matemático) y los que son mis gustos. Es, para decirlo de alguna manera, una suerte de combinación de milanista italianidad, deformación profesional y sesgo caracterial.

En la Serie A el aspecto técnico-táctico es de la mayor importancia, de allí que el rol de los entrenadores sea particularmente destacado. Es ese lo que más me gusta, y son estos, los entrenadores, lo que más despierta mi interés. Talentosos entrenadores, y no me refiero a los sospechosos habituales, muestran semana a semana su gran capacidad. No es mera casualidad que el Atalanta de Del Neri le pase por encima a un todopoderoso Inter o sacuda como un vendaval a un juega-bonito Roma, que el Genoa de Gasperini deleite con su ensayado fútbol que plasma en el gramado jugadas de excelente factura o que el Cagliari de Allegri muestre toda la desfachatez de su fútbol ofensivo. Son técnicos muy técnicos, estudiosos, preparados. Muestran personalidad y maneras propias de ver y entender el fútbol.

c_3_media_320431_immagine_detAllegri, en particular, es el arquitecto de un equipo sensacional que, con Jeda, Acquafresca y Matri, despliega un fútbol que entretiene y recoge buenos resultados. El Cagliari, nuestro adversario en San Siro el domingo, está a tan sólo -5 puntos y, a menos de un cambio de tendencia apocalíptico, se ha ganado el derecho a soñar, no ya su permanencia en la primera división (que parece tiene garantizada) sino la empresa de alcanzar un puesto que le permita asomarse al escenario europeo. El entusiasmo de todo el ambiente, el fútbol alegre de Allegri, las ganas de sus jugadores le dan al Cagliari la energía para recorrer un camino que luce arduo. Como siempre será el campo el juez que emita sentencia. El de San Siro espero muestre que los sueños del Cagliari sueños son. Pero el Milan ha de mirarse en el espejo de la ida (0-0) y de otros equipos (Juventus e Inter in primis) y tener presente que los sueños del Cagliari son pesadillas para sus adversarios. Será, me atrevo a vaticinar, un partido muy disputado. Ganar es lo que nos corresponde, perder una posibilidad.

FORZA MILAN! GANAREMOS.