La entrevista. Primera Parte.

He aquí mi traducción de la entrevista que le hizo Gianni Mura a Carlo Ancelotti y que apareció publicada en el diario La Repubblica—en papel y por internet—el 19 de marzo de 2009.

«Me llamo Carlo Erminio, como mi abuelo. Era bajito y le decían Carlino. En via Vallicella, en Reggiolo, me encontraba divinamente. Cuando se sacrificaba el marrano era el mejor día del año. Mi padre Giuseppe era aparcero. Un terreno de 23 áreas mantuanas†, alrededor de 8 hectáreas: trigo, maíz, un viñedo, remolacha azucarera, 10 vacas lecheras, algunas gallinas. Un tractor Fiat 21 caballos, una segadora; si llegaba a faltar algún apero, los granjeros se lo intercambiaban. Como si fuese de ayer a hoy recuerdo cuando llegaba el amo y señor. Delante de la pila de trigo trazaba una línea con el bastón: esto es mío, esto es tuyo, le decía a mi padre. Estas son mías, y normalmente se tomaba para él las gallinas más bellas y gordas, y estas son tuyas. Andaba en bici, a los 13 años gané los Giochi della Gioventù‡, a los 12 me rompí un brazo yendo a estrellarme contra la camioneta de un vendedor ambulante, pero siempre me gustó más el balón».

«Cuando alguien me pregunta donde queda Reggiolo, yo digo en la Baja††, cerca de Gualtieri, que, por lo menos, es famosa por Ligabue‡‡. Después de la instrucción media hubiese querido estudiar agronomía, en vez de eso me descubro en la escuela de electrónca, que no me gustaba. Seguí, sin embargo, a la mayoría de mis amigos, lo hice por la compañía. Ellos no querían acabar granjeros, de allí la elección. Moraleja: soy perito electrotécnico y non me ne po’ fregà de meno*». Así como Rocco** mezclaba italiano y triestino, y Bagnoli• italiano, milanés y véneto, así mismo e instintivamente, Ancelotti ensarta en su italiano algo de romanesco.

ancelotti___parmaCuando era jugador del Parma

Queremos aclarar lo del banquillo? «Spalletti y yo somos amigos, pero puedo entender que se haya un tanto cuanto resentido cuando expresé mi deseo de llegar algún día al banquillo del Roma. Me imagino que las radios romanas lo dejaron atónito, sin aliento. Yo en Roma me encontré estupendamente, es una ciudad maravillosa, allí es fácil entablar amistades, hay más calor, no sólo en el aire. Milán es más cerrada que Roma y Turín más cerrada que Milán; en Turín, fuera del fútbol, no tengo un solo amigo. En Roma tengo muchos, de todos es con Bruno Conti con quien más hablo. A Milán intento ir lo menos posible, cuando ocurre que me encuentro en uno de esos restaurantes absurdos, rodeado de gente fingida, me entran ganas de salir huyendo. Por comodidad, cuando era futbolista vivía en Legnano, de entrenador vivo en Gallarate; me parece bien. En Parma, que para muchos es como una isla feliz, nunca hubo feeling ni con el club ni con la ciudad. Siento que nunca fui apreciado. La verdad, no puedo negarlo, es que tenía un buen equipo; el entrenador tenía que ser Capello, en cambio, llegué yo, y me encontré a Crespo, Thuram, Veron, Chiesa, Zè Maria, que recaló en el club por Cafù, y un muchachito en la portería de quien el Director Deportivo Sogliano no paraba de decir: es un fenómeno, llévalo a titular. En aquel entonces mis lanzamientos a puerta eran buenos, habilidad esta por la que tengo que agradecer a Bruno Mora, mi entrenador en las divisiones juveniles. Y este chiquillo, que era Buffon, paraba casi todos mis tiros».

ancelottiCuando era entrenador del Juventus

«Quién fue mi ídolo cuando joven? Eugenio Ghiozzi, que sería Gene Gnocchi. Un 10 muy lento pero con una técnica de escalofrío. Era famoso, en la Baja••. Además hay que acotar que en aquel entonces el fútbol se escuchaba por radio, en la tv pasaban un fragmento de un único partido, uno solo. Mi padre era hincha del Fiorentina, no sé bien por qué, pero luego no tuvo el menor problema para ir cambiando y convertirse en hincha del Parma, del Roma, del Milan, del Parma otra vez, de la Juve, del Milan nuevamente. Yo me desvivía por Mazzola y Boninsegna, era interista. Hay que ver, recuerdo, que lo fastidié por semanas para que me llevara a ver al Inter. La ciudad más cómoda era Mantua. Debió ser el ‘ 71, sé que jugaba Boninsegna. Llegamos y encontramos el todo agotado. Portones cerrados. Me puse a llorar a mares, inconsolable, fuera del estadio; por lo general me funcionaba pero allí me encontré un duro de ablandar, no fue nada fácil enternecerlo. Resistió todo el primer tiempo, el Inter estaba en desventaja de un gol. Después me dijo: vaya, entra ya. El Inter ganó 6-1».

biolche” es el término usado; “biolca” es una antigua unidad de medida aún en uso en Emilia-Romaña y el Véneto.

Giochi della Gioventù” fueron juegos deportivos de ámbito nacional destinados a niños y adolescentes de los 11 a los 15 años; fueron creados por el CONI (el Comité Olímpico Italiano) en 1968; la manifestación se mantuvo hasta 1996; fue retomada en el 2007 pero en la modalidad de competencia a nivel regional. Página oficial.

††Baja” se refiere a la Baja Llanura Padana; región geográfica del norte de Italia, que debe su nombre al río que la atraviesa de oeste a este, el Po (Padus en latín).

‡‡Antonio Ligabue, cuyo verdadero nombre es Antonio Laccabue (Zurich, diciembre 18 de 1899 – Gualtieri, mayo 27 de 1965) fue un pintor italiano, entre los mayores exponentes del género naïf en el Siglo XX. Centro Studi & Archivio Ligabue.

*no me puede importar menos.

**Nereo Rocco (Trieste, mayo 20 de 1912 – Trieste, febrero 20 de 1979) fue un entrenador italiano. Toda una leyenda del Calcio.

Osvaldo Bagnoli (Milán, julio 3 de 1935) fue un entrenador italiano. Deus ex machina del Hellas Verona que conquistó el Scudetto en la temporada 1984-85.

••Gene Gnocchi – seudónimo de Eugenio Ghiozzi (Fidenza, marzo 1 de 1955) es un comico italiano que militó como reserva en el Alessandria de Serie C. Desde el 2006 se lanza en el reto de conseguir ser contratado por un equipo de la Serie A y jugar un partido en la máxima competición del fútbol italiano. El 23 de marzo de 2007 es fichado por el Parma con un contrato anual de € 1500 mensuales, convirtiéndose en el jugador más anciano de la Serie A. Adopta el dorsal 52 (que indica su edad) y el nombre de Gnoccao. En la temporada 2006-07 no consigue jugar debibo a las dificultades que enfrenta su club, que en la última jornada evita ser relegado a la Serie B, pero se entrena regularmente. En la presente temporada, con el dorsal 54, actualizado en correspondencia con su edad, y bajo el mismo nombre de Gnoccao, aspira jugar en el Genoa de Gian Piero Gasperini. Sus posibilidades de debutar con el Grifone parecen muy limitadas, esta vez debido al buen andar de Milito & cia, en lucha por una posición que les permita acceder a la Champions.

Explore posts in the same categories: Carlo Ancelotti

One Comment en “La entrevista. Primera Parte.”


  1. […] La entrevista. Segunda Parte. A continuación el resto de la entrevista. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: