Archivo para abril 9, 2009

Las kakadas.

abril 9, 2009

Parece que reciclan las notas de prensa que vienen publicando desde hace tres años: los titulares son los mismos, los contenidos son los mismos, las fechas y los euros se actualizan de acuerdo con el tiempo y la inflación, algunos personajes desaparecen de escena y otros se dejan caer para reemplazarlos. Regresan y ya están aquí. Son las kakadas primaverales que están de vuelta.

Las hay otoñales, invernales y veraniegas. Vuelven puntuales, según la estación, como si el calentamiento global y el cambio climático sobre ellas no tuviesen efectos. Las kakadas de cualquier estación me han visto reaccionar de cualquier manera entre las más variadas maneras. Todo un abanico de sentimientos, de la indignación a la inquietud, de la furia a la indiferencia, también incredulidad, preocupación, cariño, antipatía, pasión, repugnancia, indolencia y quien más tiene más da y pare usted de contar.

thumb1Ante una remesa fresca de kakadas, los desmentidos de Galliani, Leonardo, Pato, Kaladze, el utilero de Milanello, el portero de via Aurelio Saffi y el mismísimo Kaká, ¿qué les digo? les digo que quiero que el jugador, su linda esposa, el “Kakito” Luca, toda la tropa de Ricardo Izecson dos Santos Leite, su mamá Simone y papá-agente Bosco, todos ellos, con Digão a cuestas, terminen de irse. Eso sí, por los 100 y dele que ofrecía el jeque del City, que no me parece negocio que Florentino Pérez, por muy amigazo del Milan que sea y por mucho que con Adriano Galliani de pipí agarrado esté, se los lleve ¡vaya! por tan solamente 60 millones. No han pasado ni tres meses desde todo el asunto con el Manchester City y en tres meses el jugador no puede haberse depreciado hasta valer la mitad, ¡nada de eso!

_40017055_kaka_woe_ap33Nada de eso, en vez de eso, que Don Pérez saque la chequera, la cartera, la alcancía en forma de marranito del nieto del vecino, pida un préstamo, dos préstamos, tres, aumente las cuotas de afiliación, abono, paseo por el Parque Valdebebas y la Ciudad Real Madrid, encarezca las camisetas, no rebaje el “Juego de playa Real Madrid“, y cuadre las cuentas, porque no menos de 110 ha de  pagarnos. Mejor si son 120. Con esas lechugas compramos todo un equipo nuevo, con el nuevo Ambrosini, el nuevo Seedorf, un lateral izquierdo, dos centrales confiables, un delantero de los buenos. Uno que acompañe a Pato. Porque a Pato, aclaro, no quiero venderlo. A Kaká sí. A Kaká llévenselo y traigan los morlacos para comprar uno nuevo. Estoy harta de kakadas, sin Kaká es como “muerto el perro, se acabó la rabia”. Problema resuelto y equipo nuevo.