¡Qué kakada!

Encuentro petulante que se quiera ver en la designación de Leo como nuevo entrenador del AC Milan una réplica del fenómeno Guardiola. No descarto que el éxito de Pep haya podido influir en asentar la decisión de Berlusca y Uncle Fester en cuanto a encomendar al joven dirigente brasileño la dirección técnica del equipo rossonero, pero, si hemos de creer a lo que han manifestado Galliani y el propio Leonardo, la decisión de que este reemplace a Ancelotti en el banquillo del Milan era un fait accompli desde antes que el Barcelona consiguiera el primero de sus tres trofeos de la temporada. Además, entre Guardiola y Leonardo, más allá de las muchas coincidencias que se quieran ver, hay marcadas diferencias. Leonardo es el entrenador del Milan basicamente porque es barato. En él la dirigencia no busca más que cumplir con las directrices impuestas desde arriba. Y es que el holding empresarial de la familia Berlusconi, Finivest, que detiene la totalidad del paquete accionario del club, salvo por un puñado de acciones, ha manifestado claramente que no va a sanar el balance deficitario del club y ha pedido que el equipo se maneje con criterio de escasez. No encuentro que en la designación de Leo se esconda una apuesta arriesgada, como lo fue en su momento el nombramiento de Guardiola en el Barça, y, aun cuando pueda resultar una apuesta ganadora, como ha comprobado serlo Guardiola, no es ganar la motivación detrás de la decisión de confiarle la plantilla. Me parece, de hecho, que la dirigencia milanista ha replegado en Leonardo, no sólo porque es barato sino también y sobretodo porque ha perdido interés en mantener al club en una posición relevante dentro del escenario futbolístico mundial. Eso no significa que esta milanista ande deseando el fracaso de Leonardo, nada que ver, no me malinterpreten. A él sólo le deseo éxitos, grandes éxitos, entre muchas razones, porque me inclino a pensar que un Milan triunfador podría convencer a papi Silvio a vender el lindo juguetito a alguien que, como hiciera antes él mismo, se ocupe del equipo con la mayor dedicación, dado que él ha dejado de hacerlo.

Del desapego de la dirigencia por el equipo es otra prueba la forma lamentable en que se organizó la despedida de Paolo Maldini y la manera más que displicente en que se manejó el incidente con el grupete de ultras. Estoy de acuerdo con Galliani en que a ciertos imbéciles lo mejor es ignorarlos. Pero a Paolo Maldini, una leyenda del fútbol, no debió ignorarlo. Hacia él debió haber habido alguna muestra de desagravio y no la hubo.

Kaka-Celeb_1858052

Pero es el affaire Kaká la prueba más evidente del nuevo rumbo por el que la dirigencia pretende hacer transitar al equipo. Hay que vender las joyas para hacer frente a las deudas. Pero vender a Kaká es más que eso: es una declaración de rendición. Porque le vendemos nuestro mejor jugador, uno de los mejores jugadores del mundo, a un competidor en el escenario europeo. Vender a Kaká es un exabrupto, vendérselo al Real Madrid es un acto de sumisión. Significa que deja de importarnos ser el equipo con el mayor número de trofeos en competiciones internacionales, deja de importarnos no ser uno más del montón, con todo el respeto que me merecen los equipos del montón. No está, mejor dicho, no estaba en nuestra tradición el vender nuestros mejores hombres a los competidores. Ya lo hicimos con Shevchenko y entonces sonaron las primeras alarmas. Que el ucranaino terminase por ser un gran fiasco no ha de confundirnos; hasta su venta al Chelsea, Sheva era uno de los delanteros más fuertes en circulación. No creo que Kaká resulte un fiasco en el Real Madrid. Es un campeón y se encuentra en un momento que podría ser el mejor de su carrera, dado que combina experiencias adquiridas (en el Milan y con el Milan, valga subrayarlo) con madurez atlética, a la vez que está en una edad, 27 años, en la que aún puede contar con el ímpetu y la energía de un juvenil.  Lo triste es que nos quieren vender la versión de que es el jugador quien se ha rendido a la oferta de los blancos cuando, como ya en enero con el City, ha sido el propio Galliani, siguiendo instrucciones precisas de Berlusconi, quien lo ha entregado como el becerro del sacrificio. Es cierto que para el propio jugador hay mejoras sustanciales con su traslado a Madrid, también que el recién electo presidente merengue pretende revivir la experiencia galáctica de los Zidanes, Figos y Ronaldos, pero no deja de ser cierto que, hasta hace apenas unos pocos años, el Milan habría contrarrestado todos los movimientos para arrebatarle a uno de sus campeones, con medidas fuertes e importantes. El Milan ya no es el que era. Cuando, como no se han cansado de anunciar (San) Siros y Troyanos, se haga oficial la venta de Kaká al Real Madrid, el Milan dejará de ser el que conocimos y pasará a ser otra cosa. ¿Una kakada? ¡Qué kakada!

Explore posts in the same categories: AC Milan, Kaká, Noticias de fútbol

3 comentarios en “¡Qué kakada!”

  1. Rowena Says:

    Amén.
    Suscribo cada palabra.

    La verdad, nunca pensé que llegaría el día en que Kaká se iría al Madrid, parecía tan ridículo (y aún lo es, ja xD), que sólo una catástrofe lo haría realidad. Y ha ocurrido la catástrofe.

    Aún así no creo que el Madrid tenga los campeonatos en el bolsillo ni mucho menos.

  2. kpal Says:

    el milan siempre ha dicho que es una familia y como lo demuestran con lo que le hacen a kaka. honestamente lo que mas rabia me da es que digan que a kaka no lo quieren vender y que es kaka el que esta buscando su salida del club. pura politica de el presi berlusconi que lo que debe hacer es vender el club. bien dicho esto es una kakada!

  3. Eduardo Says:

    Ya es oficial… que la dirigencia recuerde este día como uno de los mas oscuros de la era berlusconi… quizás el más oscuro…

    Un equipo como el Milan no puede permitirse este tipo de actuaciones… como vas a vender a uno de los 3 mejores jugadores que hay en el mundo… increible… si tienes problemas financieros vende acciones del club, vende otros jugadores, vende limonadas… pide limosna!!!! pero por Dios no vendas a un crack como Kaka que tenía 6-7 años de grandeza para darnos… terrible…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: