Archivo para septiembre 2009

Un Milan triste

septiembre 28, 2009

Este Milan es tan triste que hasta Pato sufre de apatía crónica. Y es enfermedad contagiosa porque siento la misma indolencia. No voy a hacer presagios, porque para eso hay que tener algo de energía, y yo sólo siento el peso de una profunda dejadez. Confieso, sin embargo, que tengo un presagio, que a la vez es consuelo: será difícil que el Milan pueda hacerlo peor. Y es que el sumario de este inicio de temporada habla de 3 goles en 6 jornadas, y, más inquietante aún, de tan sólo 1 gol (el de Seedorf ante el Bologna) en 5 encuentros. No es que espere que los “numeritos” mejoren, porque este Milan no me brinda ninguna ilusión, pero han de convenir que son tan malos que es imposible que puedan empeorar. Seguiremos como vamos y, tal como vamos, vamos tristemente mal. No voy a decir más porque es con titánico esfuerzo que estas líneas escribo. Y es que hoy más que nunca me siento representada por Felipe (el del genial Quino) y su divertida flojera hago mía, aunque la mía sea sólo flojera y no tenga nada de divertida …

quino_felipe

No me enfado y no me importa

septiembre 16, 2009

Si el Milan, como hizo ayer ante el Marsella, me desmiente, no me enfado. Si los goles los hace Inzaghi, un jugador que es leyenda, no me enfado. Si la magia, cuando cuenta, la pone Seedorf, ese condenado negro de mi corazón que tantas alegrías me ha brindado, no me enfado. Y no me importa si Deschamps encuentra inaceptable el triunfo de los míos. Y no me importa si el primer tanto de Pippo pudo haber sido en fuera de juego. Y no me importa que este sea sólo el comienzo de una travesía que puede dejarnos encallados en la cuneta. Hoy disfruto este triunfo. Porque eso es: un triunfo. Y cada triunfo hay que vivirlo y gozarlo, más aún si, como creo, van a ser escasos. FORZA MILAN!

La Champions no es competencia

septiembre 15, 2009

Vuelve la Champions. Y el Milan se estrena en el estreno de esta nueva Champions. Ante un equipo que siempre le ha hecho daño, aun cuando el Milan era el Milan (y no este patético equipo que Galliani le ha endosado a Leonardo). Esta no parece competencia para el Milan. Lo fue pero ya no lo es. En el grupo que nos tocó en (mala) suerte, los dos boletos para la siguiente ronda son, tal como lo veo yo, para Madrid y Marsella. El Milan poco o nada tiene que buscar. Triste pero cierto. O, para tomar prestadas las palabras de Serrat:

Del derecho y del reves
uno es siempre lo que es
y anda siempre con lo puesto.
Nunca es triste la verdad
lo que no tiene es remedio.

Sin remedio … FORZA MILAN!