Archive for the ‘Dida’ category

Dos veces Sandro y una vez Dida

octubre 25, 2009

A Sandro como que no le bastaba con ser majestuoso en defensa, echarse el equipo a las espaldas, ser líder indiscutible del vestuario, así que hoy le dio por hacer goles y hacerlos de a pares. Dos goles y victoria. A Dida como que no le terminaba de gustar que se le recordara como el portero de la cómica de Madrid, así que hoy decidió hacer lo imposible por hacerse perdonar. Tal fue su salvada ante el tiro de Granoche: “imposible”.  Chievo 1-2 Milan y tercer triunfo consecutivo. El Napoli, muy bueno hoy ante la Fiore en Florencia, servirá de test para comprobar si es que el Milan empieza a ser  un equipo de verdad y a engranar juego de equipo de verdad. El test será en Nápoles, el próximo miércoles, en turno intrasemanal.

Dida-a-la-deriva

octubre 8, 2007

Espero que no. Que sea sólo una rima. Lo cierto es que la Uefa le abrió expediente disciplinario a él y, junto a él, a mi adorado Milan. Lo veía venir porque su payasada en Glasgow fue terrible. Si Rivaldo en el Mundial Corea-Japón 2002, por una actuación igualmente mala ¿recuerdan?, salió librado con una multa, es de esperar que a Dida no le apliquen un castigo mucho más severo. Pero arriesga una suspensión y el Milan, además de perder al menos malo de sus porteros, también arriesga una multa o penalización. Mi opinión en su momento fue que el Milan tenía que picar adelante y sancionar de alguna forma al jugador, no sólo por su falta de deportividad, sino también, y sobretodo, por tan mala actuación. Habría que proponerle a Galliani que si por allí es que va la cosa, entonces cree, juntito al Milan Lab, una suerte de Actor’s Studio, para así ir entrenando a los jugadores en el oficio de las artes escénicas. ¡Quién quita! A lo mejor nos sale un Marlon Brando de las filas rossoneras.

Dida

octubre 4, 2007

Antes que la UEFA, la Federación de Porteros Brasileños Lamentables, la Asociación de Actores Cómicos Patéticos, o cualquier otro organismo, es el AC Milan el que debe aplicarle una sanción a Dida-la-Diva. La dirigencia rossonera no puede pasarle esta al portero brasileño. El club tiene un prestigio que defender y si lamentable es que sus jugadores no consigan defenderlo en el terreno de juego con su fútbol, vergonzoso resulta que no lo hagan con su conducta. Con el teatro del esperpento que escenificó ayer, Dida-qué-tontería ha convertido a todo el Milan, y me incluyo como aficionada, en el hazmerreír del fútbol europeo.