Archive for the ‘Euro 2008’ category

No fue el día de “les enfants de la patrie”

junio 18, 2008

Choque en la cancha y choque de vuelta al hotel.

Retahíla

junio 17, 2008

A San Buffon de Los Tres Palos. Por haber detenido el penalti que tiró Mutu. La Azzurra ya estaba embarcando de vuelta a Italia, cuando, con tu maroma tan poco elegante como muy efectiva, la bajaste del avión y la llevaste de vuelta al hotel de la concentración. Hoy, en un tiro envenenado de Benzema, volviste a repetirte con un paradón increíble.

A San Marco de La Naranja. Porque no sabes de repostería ni parece interesarte. No te empastelaste con los rumanos ni empastelaste con ellos “bizcochuelos”. Preferiste regalarles par de roscas y dejar que fuesen ellos quienes pusieran la torta.

A San Pirlo de Los Gitanos. Porque, en la acción de juego que llevó al penalti, fue tuyo el pase perfecto que dejó a Toni tête-à-tête con Abidal. Tuyo el gol de penalti.

A San Abidal de La Rouge. Porque si dejabas que Toni tirara a puerta seguramente no pasaba nada. En cambio, decidiste derribarlo y de esa forma conseguiste que pasara un poco más que “algo”: carton rouge para tí, penalti a favor de Italia, gol para Italia (afortunadamente no lo tiró Toni).

A San Daniele De Los Giallorossi. Porque estuviste magnífico.

A San Raimundo Dominico. Porque estuviste terrorífico.

Al Beato Donadoni. Porque al fin acertaste una, la de poner a De Rossi central, con Pirlo perfilado a izquierda y Gattuso completando la línea media.

No hay equipo. No hay entrenador.

junio 16, 2008

Materazzi es el que está más desdibujado. Una sombra borrosa del jugador determinado y determinante de hace dos años. Barzagli dejó patente que depende de Cannavaro y que sin Cannavaro a su lado es inseguro y débil. Zambrotta ha estado evanescente y el error infantil que cometió en el partido frente a Rumanía, propiciando el gol de Mutu, es sólo una pequeña muestra de su irse desvaneciendo. Gattuso y Pirlo vienen mostrando una condición precaria y, en consecuencia, un nivel muy bajo. Sin el fuelle de Gattuso y la inteligencia de Pirlo, el equipo, si tal puede llamarse, luce como un bote perdido en altamar, sin remos, ni la fuerza para remar, sin la lumbre de un faro, ni la guía que lo lleve a buscarla. Hasta Buffon, aun cuando sigue mostrando su gran calidad, no luce el mismo del Mundial.

De los campeones del 2006 unicamente Grosso parece estar en el nivel que mostró entonces. De los que no estuvieron en Alemania no hemos conseguido ver nada muy destacado. Donadoni no ha sabido insertarlos y ellos mismos, cuando han sido llamados a participar, no han encontrado la manera de destacar. Quizás Di Natale, por su talento, y Panucci, por su veteranía, lo han hecho algo mejor que los demás.

No hay equipo. No hay entrenador para armarlo. Después de la derrota 0-3 ante Holanda, Donadoni volvió a equivocarse en su planteamiento para hacerle frente a Rumanía. La lucidez de dejar fuera del once a Materazzi, Gattuso y Barzagli la acompañó con la infeliz idea de cambiar a Di Natale por Del Piero. A los 34 años y después de 4 Europeos y 3 Mundiales, eclipsado por Baggio en el pasado y hoy en día bajo las sombras de Di Natale y Cassano, aún ha de jugarse, en la Nazionale, un rol importante. Del Piero nunca ha sido el que marcara diferencias. Tampoco lo fue en la cita ante Rumanía. Sacar a Di Natale para hacerse llevar por el clamor que pedía a Del Piero deja claro que Donadoni no tiene las ideas claras. Nunca las ha tenido y ya antes lo habíamos destacado. Di Natale, huelga señalarlo, fue pieza fundamental en los dibujos cambiantes del seleccionador y su mejor apuesta en la ronda de clasificación. Que ante Holanda no haya mostrado su mejor nivel no ha de distraernos del hecho que fue el “menos pésimo” de ese encuentro. ¿Acaso hay que ver ese partido otra vez, una y otra vez, para darse cuenta que fue entre los pocos que le puso, cuando no fútbol, al menos ímpetu y ganas? ¿Habrá que volver a ver el gol de Sneijder para volver a ver que sólo Di Natale corrió como endiablado, en el desierto que dejó la defensa azzurra, llevado por el vano esfuerzo de alcanzar al holandés? ¿Quién entre los italianos estaba al lado de Sneijder, quién otro sino el pobre Di Natale? Sí, Di Natale, de delantero a improvisado defensa. En agradecimiento por los favores recibidos, Donadoni lo deja fuera para abrirle un hueco a Del Piero. El mismo Del Piero que ante Francia, Lituania e Islas Far Oer dio tanta lástima que hasta el mismo Donadoni, en su gran confusión, decidió dejar de convocarlo. Para luego, haciéndose llevar por el lloriqueo de media Italia, volver a llamarlo justo antes de la cita europea. Aquí no celebramos el llamado y quienquiera puede revisar en los archivos. Pedimos a Cassano pero a Del Piero lo hubiésemos dejado al pie del avión.

Y ahora que se acerca el Italia-Francia, habrá que recordar que, en la ronda de clasificación, los franceses nos aplastaron en París (3-1) y nos anularon en San Siro (0-0). Hagan lo que hagan Holanda y Rumanía, ante Francia no tenemos más que un compromiso. Sin equipo y sin entrenador, el compromiso luce grande. Muy grande. Tan grande que nunca antes había gritado FORZA ITALIA! tan alto como lo hago hoy desde aquí.

Tuncay fue Turquía

junio 15, 2008

De esta Turquía quiero celebrar a Tuncay. Y de Tuncay quiero destacar la generosidad y la entrega. De su generosidad y entrega quiero guardar la imagen que lo ve corriendo hacia el juez de línea para cederle un nuevo banderín y la imagen del final que lo muestra con la camiseta negra y los guantes de Volkan, dispuesto a defender su puerta desguarnecida. Si Turquía no se rindió fue porque Tuncay no lo permitió.

Ora et labora

junio 12, 2008

El lema que le da el título al post refleja lo que haré el viernes mientras Italia y Rumanía jueguen su segundo partido en el grupo “del muerto”. Rezaré y trabajaré. Rezar no es el fuerte de una agnóstica declarada pero buscaré en lo más recóndito de mi memoria las oraciones que alguna vez me enseñó mi nonna y mientras trabajo elevaré plegarias que rogarán por Italia, para que ante Rumanía no caiga derrotada con marcador inclemente como frente a Holanda. Que así sea. Amén.

P.S.: Mi afecto por estos inútiles de ahora es más intenso y fuerte que el de hace dos años por los campeones de entonces. No se confundan.

Manolo el del bombo

junio 10, 2008

Quiero encontrarme con Manolo el del bombo en la esperanza de encontrar en Manolo el del bombo algo del entusiasmo por la Roja que no termino de encontrar entre los españoles. Cautela perece ser la palabra de orden. Mucha el adjetivo que la acompaña. Vedados por obscenos el sustantivo euforia y los verbos poder y creer. Empieza a parecerme un mito eso de que en España los autóctonos saben disfrutar y divertirse. Porque un cuento es el cuento de que España nunca llega más lejos de lo que llega, otro muy distinto que jugar un gran partido y ganar con amplio marcador sólo amerite “Mucha Cautela”.

El día después del desastre

junio 10, 2008

La derrota es una posibilidad que hay que contemplar a priori y un hecho que hay que aceptar a posteriori !que remedio queda! pero la de ayer fue más que una derrota. Mucho más. En un solo partido Italia encajó más goles (3) que en todo el Mundial Alemania 2006 (2); nunca desde el Mundial México ’70, en el que Italia perdió 4 a 1 la final ante Brasil, la Azzurra había sufrido una derrota con una diferencia tan amplia en el marcador; nunca en treinta años, desde el Mundial Argentina ’78, Italia había perdido frente a Holanda; nunca, desde que esta recuerda, habíamos jugado sin equipo. Porque, más allá de los errores en la alineación propuesta por Donadoni, el principal indiciado en el crimen que fue la Azzurra de ayer, más allá de lo que Holanda hizo o dejó de hacer, Italia nofueequipo. Diez muñequitos vestidos de azul y Buffon de verde no hacen equipo. Pirlo, casi metido en la portería, en rol de Sancho Panza de Buffon, daba lástima. Tan por detrás de la que es su posición natural, nada podía hacer, si es que de hacer algo alguna vez tuvo la ocurrencia, y Camoranesi y Di Natale, que se supone debían ayudarlo en la faceta de armar juego, estuvieron patéticos. Sin propuestas, a Toni se le vió más desamparado y torpe de lo que nunca antes se había mostrado. La defensa, ya Esféricas lo había anticipado, es lastimosa, pero ayer estuvo más que desastrosa. Sólo Pirlo entendió que había que echarle una mano a Buffon, porque el cuarteto de inútiles formado por Panucci, Barzagli, Materazzi y Zambrotta no tenía con qué ayudarlo ni ayudarse. Mientras, Ambrosini y Gattuso, los llamados a realizar tareas de contención en la media, jugaban adelantados, como esperando la oportunidad de invitar a van der Sar a echarse juntos unos tragos. Los errores fueron tantos que no bastarían este y diez blogs más para hacer la lista de la mitad de ellos. Si algún acierto tuvo esta Italia fue cuando Donadoni metió en la cancha a Grosso, Del Piero y Cassano. Pero no fue más que un acierto a medias, porque mayor fue el dislate de hacerlo tan tarde.

Holanda, digan lo que digan los que dicen que estuvo fantástica, jugó un fútbol muy elemental, con 4 defensas bastante escasos y 2 medios, De Jong y Engelaar, que parecían sacados de una postal de los años 40. Y fue más italiana que los italianos, si aceptamos como italiana su estudiadísima y muy bien ejecutada renuncia a asaltar al contrario para esperarlo e irse a la contra. Sus tres estrellas, Sneijder, van der Vaart y van Nistelrooy, huelga aclararlo, estuvieron maravillosos, pero no tuvieron rival que les impidiese hacer lo que en su momento, y según el estado de ánimo del momento, les viniese en gana. Mis apreciaciones sobre Holanda pueden parecer que se deben a que sangro por la herida. He de señalar que por la herida no sangro, lo que tengo es una hemorragia. Sin embargo, han de creerme, equivocadas o acertadas que sean, mis consideraciones sobre la Oranje de van Basten son meramente futbolísticas.

Despachado el partido frente a Holanda, quedan por jugar los dos que quedan, ante los dos rivales que quedan. Pero Italia, desde ayer, ya no tiene “enemigos a muerte“. Con ella misma tiene.