Archive for the ‘Giuseppe Rossi’ category

Puedo entender pero no entiendo

junio 17, 2009

giusepperossi

Puedo entender que el partido que enfrentó a norteamericanos e italianos no haya sido del agrado de la prensa española y de los bloggers españoles (a veces leer diarios y blogs ibéricos es leer la multiplicación especular ad infinitum de la misma reseña). Puedo entender que el juego de mis compatriotas les haya parecido malo y feo. Puedo entender que encuentren que la treta y la trampa son las armas de la Azzurra. Puedo entenderlo. Basicamente porque no me sorprende. Llevo milenios, con todos sus 10 siglos, leyendo la misma reseña. Cambian los adversarios de mis compatriotas pero mis compatriotas son los mismos de siempre: sucios, malos y feos.  Puedo entenderlo. Lo que no entiendo es que acusen de “patriacidio” a mi compatriota Giuseppe Rossi. Repitan conmigo: Giu-sep-pe-Ros-si, Giu-sep-pe-Ros-si. Una vez más: Giu-sep-pe-Ros-si. Son un nombre y un apellido tan italianos que a J. Antonio Espina, del diario As, deben provocarle arcadas. Giu-sep-pe Ros-si, aun cuando nació en New Jersey, es ciudadano italiano por nacimiento. Porque la legislación italiana establece que es italiano por nacimiento (con plenos derechos civiles y políticos) quien es hijo de madre o padre ciudadano italiano (ius sanguinis) o quien nace en el territorio de la república italiana de padres desconocidos o apátridas  o no sigue la ciudadanía de los padres (ius solis). Es así que Giuse bien podría ser jefe de gobierno (sería una mejora respecto a Silvio Berlusconi) o presidente de la república italiana (salvo que es muy joven y para el cargo ya tenemos al ancianito de Napolitano). El chico no es “patriacida”. Que se le acuse de tan infame falta es vil. Beppe ha representado a Italia, su país y el país de sus padres, desde que tenía 16 años y se ha ganado el puesto en la selección de mayores sin “tretas” ni triquiñuelas. Lo ha hecho poniendo al servicio de su innegable talento la mayor dedicación. Lo ha hecho porque vestir la camiseta azzurra ha sido su sueño y lo ha perseguido con esfuerzo. Para acusarlo del delito de traición hay que ser … malo, sucio y feo. Puedo entender los comentarios de siempre pero este contra mi joven compatriota no lo entiendo.

Anuncios

Sorpresas del fin de semana

enero 28, 2008

Me sorprendió Antonio Cassano. El sábado fue mucho más que el jugador que anotó un gol bellísimo. El gol fue un episodio aislado y la verdad es que todo su partido fue excelente. Jugó más para el equipo que para la galería y fue el alma de su Sampdoria. ¿Por qué nadie me había dicho lo delgado que está?

Me sorprendió Thierry Henry. No jugó para el equipo. Tampoco para la galería. Simplemente no jugó. Empieza a parecerse a un ex jugador.

Me sorprendió Cristian Zapata. Mejor dicho, no deja de sorprenderme, porque ya me había impresionado en su partido ante el Milan. Zapata empieza a mostrarse como el mejor central entre los centrales jóvenes. A Julio Cruz no le permitió jugar, y, ¡háyase visto! el interista estaba tan exasperado que a la larga se dedicó más a cometer faltas que a jugar los balones altos (aquellas no son usuales en él y estos son su especialidad). ¿Se habrá fijado Adriano Galliani en el jugador colombiano? Me sorprendió Andrea Dossena. Espero que el Dona lo esté siguiendo porque es en el reparto defensivo donde Italia tiene las mayores deficiencias (believe it or not) y este joven defensa es fuerte, atlético y tiene calidad. Mucha calidad. El Udinese confirma, con toda justicia, su fama de cazatalentos.

Me sorprendió el Real Madrid-Villarreal. Excelente partido. Mérito de los dos equipos. El Madrid la bordó en la contra con un Guti inspiradísmo y genial. El Villarreal trabajó el balón y se mostró descarado. Sin embargo, Iker Casillas tuvo una noche más tranquila que lo acostumbrado y fue Diego López quien se comió el show. Una de mis debilidades es Giuseppe Rossi. No lo puedo evitar: es joven y es italiano. Gran gol con el que acabó con los quinientos y dele minutos de imbatibilidad de la portería merengue. Ahora bien, ¿alguien me cuenta a qué jugaba Míchel Salgado? Parecía estaba auditando para un remake de Los Tres Chiflados.