Archive for the ‘Kaká’ category

¡Qué kakada!

junio 8, 2009

Encuentro petulante que se quiera ver en la designación de Leo como nuevo entrenador del AC Milan una réplica del fenómeno Guardiola. No descarto que el éxito de Pep haya podido influir en asentar la decisión de Berlusca y Uncle Fester en cuanto a encomendar al joven dirigente brasileño la dirección técnica del equipo rossonero, pero, si hemos de creer a lo que han manifestado Galliani y el propio Leonardo, la decisión de que este reemplace a Ancelotti en el banquillo del Milan era un fait accompli desde antes que el Barcelona consiguiera el primero de sus tres trofeos de la temporada. Además, entre Guardiola y Leonardo, más allá de las muchas coincidencias que se quieran ver, hay marcadas diferencias. Leonardo es el entrenador del Milan basicamente porque es barato. En él la dirigencia no busca más que cumplir con las directrices impuestas desde arriba. Y es que el holding empresarial de la familia Berlusconi, Finivest, que detiene la totalidad del paquete accionario del club, salvo por un puñado de acciones, ha manifestado claramente que no va a sanar el balance deficitario del club y ha pedido que el equipo se maneje con criterio de escasez. No encuentro que en la designación de Leo se esconda una apuesta arriesgada, como lo fue en su momento el nombramiento de Guardiola en el Barça, y, aun cuando pueda resultar una apuesta ganadora, como ha comprobado serlo Guardiola, no es ganar la motivación detrás de la decisión de confiarle la plantilla. Me parece, de hecho, que la dirigencia milanista ha replegado en Leonardo, no sólo porque es barato sino también y sobretodo porque ha perdido interés en mantener al club en una posición relevante dentro del escenario futbolístico mundial. Eso no significa que esta milanista ande deseando el fracaso de Leonardo, nada que ver, no me malinterpreten. A él sólo le deseo éxitos, grandes éxitos, entre muchas razones, porque me inclino a pensar que un Milan triunfador podría convencer a papi Silvio a vender el lindo juguetito a alguien que, como hiciera antes él mismo, se ocupe del equipo con la mayor dedicación, dado que él ha dejado de hacerlo.

Del desapego de la dirigencia por el equipo es otra prueba la forma lamentable en que se organizó la despedida de Paolo Maldini y la manera más que displicente en que se manejó el incidente con el grupete de ultras. Estoy de acuerdo con Galliani en que a ciertos imbéciles lo mejor es ignorarlos. Pero a Paolo Maldini, una leyenda del fútbol, no debió ignorarlo. Hacia él debió haber habido alguna muestra de desagravio y no la hubo.

Kaka-Celeb_1858052

Pero es el affaire Kaká la prueba más evidente del nuevo rumbo por el que la dirigencia pretende hacer transitar al equipo. Hay que vender las joyas para hacer frente a las deudas. Pero vender a Kaká es más que eso: es una declaración de rendición. Porque le vendemos nuestro mejor jugador, uno de los mejores jugadores del mundo, a un competidor en el escenario europeo. Vender a Kaká es un exabrupto, vendérselo al Real Madrid es un acto de sumisión. Significa que deja de importarnos ser el equipo con el mayor número de trofeos en competiciones internacionales, deja de importarnos no ser uno más del montón, con todo el respeto que me merecen los equipos del montón. No está, mejor dicho, no estaba en nuestra tradición el vender nuestros mejores hombres a los competidores. Ya lo hicimos con Shevchenko y entonces sonaron las primeras alarmas. Que el ucranaino terminase por ser un gran fiasco no ha de confundirnos; hasta su venta al Chelsea, Sheva era uno de los delanteros más fuertes en circulación. No creo que Kaká resulte un fiasco en el Real Madrid. Es un campeón y se encuentra en un momento que podría ser el mejor de su carrera, dado que combina experiencias adquiridas (en el Milan y con el Milan, valga subrayarlo) con madurez atlética, a la vez que está en una edad, 27 años, en la que aún puede contar con el ímpetu y la energía de un juvenil.  Lo triste es que nos quieren vender la versión de que es el jugador quien se ha rendido a la oferta de los blancos cuando, como ya en enero con el City, ha sido el propio Galliani, siguiendo instrucciones precisas de Berlusconi, quien lo ha entregado como el becerro del sacrificio. Es cierto que para el propio jugador hay mejoras sustanciales con su traslado a Madrid, también que el recién electo presidente merengue pretende revivir la experiencia galáctica de los Zidanes, Figos y Ronaldos, pero no deja de ser cierto que, hasta hace apenas unos pocos años, el Milan habría contrarrestado todos los movimientos para arrebatarle a uno de sus campeones, con medidas fuertes e importantes. El Milan ya no es el que era. Cuando, como no se han cansado de anunciar (San) Siros y Troyanos, se haga oficial la venta de Kaká al Real Madrid, el Milan dejará de ser el que conocimos y pasará a ser otra cosa. ¿Una kakada? ¡Qué kakada!

Las kakadas.

abril 9, 2009

Parece que reciclan las notas de prensa que vienen publicando desde hace tres años: los titulares son los mismos, los contenidos son los mismos, las fechas y los euros se actualizan de acuerdo con el tiempo y la inflación, algunos personajes desaparecen de escena y otros se dejan caer para reemplazarlos. Regresan y ya están aquí. Son las kakadas primaverales que están de vuelta.

Las hay otoñales, invernales y veraniegas. Vuelven puntuales, según la estación, como si el calentamiento global y el cambio climático sobre ellas no tuviesen efectos. Las kakadas de cualquier estación me han visto reaccionar de cualquier manera entre las más variadas maneras. Todo un abanico de sentimientos, de la indignación a la inquietud, de la furia a la indiferencia, también incredulidad, preocupación, cariño, antipatía, pasión, repugnancia, indolencia y quien más tiene más da y pare usted de contar.

thumb1Ante una remesa fresca de kakadas, los desmentidos de Galliani, Leonardo, Pato, Kaladze, el utilero de Milanello, el portero de via Aurelio Saffi y el mismísimo Kaká, ¿qué les digo? les digo que quiero que el jugador, su linda esposa, el “Kakito” Luca, toda la tropa de Ricardo Izecson dos Santos Leite, su mamá Simone y papá-agente Bosco, todos ellos, con Digão a cuestas, terminen de irse. Eso sí, por los 100 y dele que ofrecía el jeque del City, que no me parece negocio que Florentino Pérez, por muy amigazo del Milan que sea y por mucho que con Adriano Galliani de pipí agarrado esté, se los lleve ¡vaya! por tan solamente 60 millones. No han pasado ni tres meses desde todo el asunto con el Manchester City y en tres meses el jugador no puede haberse depreciado hasta valer la mitad, ¡nada de eso!

_40017055_kaka_woe_ap33Nada de eso, en vez de eso, que Don Pérez saque la chequera, la cartera, la alcancía en forma de marranito del nieto del vecino, pida un préstamo, dos préstamos, tres, aumente las cuotas de afiliación, abono, paseo por el Parque Valdebebas y la Ciudad Real Madrid, encarezca las camisetas, no rebaje el “Juego de playa Real Madrid“, y cuadre las cuentas, porque no menos de 110 ha de  pagarnos. Mejor si son 120. Con esas lechugas compramos todo un equipo nuevo, con el nuevo Ambrosini, el nuevo Seedorf, un lateral izquierdo, dos centrales confiables, un delantero de los buenos. Uno que acompañe a Pato. Porque a Pato, aclaro, no quiero venderlo. A Kaká sí. A Kaká llévenselo y traigan los morlacos para comprar uno nuevo. Estoy harta de kakadas, sin Kaká es como “muerto el perro, se acabó la rabia”. Problema resuelto y equipo nuevo.

Kaká juega

marzo 3, 2009

El móvil:

El móvil desde el móvil:

Los dos balones:

El peloteo:

Quien llega más lejos:

El alemán:

Tan “tacky”

enero 20, 2009

No es que no haya pensado en escribir algo sobre nuestro Kaká. Es que todo lo que he pensado es muy “tacky”. Cuando consiga ordenar mis ideas, quizás escriba algo.

Los detalles del Milan-Fiorentina

enero 17, 2009
  • Espléndido el gol de Pato.
  • Magníficos los dos paradones de Abbiati.
  • Impecable el partido de Zambrotta.
  • Increíble la afición.
  • Emocionados los jugadores rossoneri cuando se estrecharon en abrazos a Kaká …
  • … Muy conmovida yo !!!

tifosi11

Kaká: los goles

enero 17, 2009

¡Qué ladrillo lo de Kaká!

enero 16, 2009

Además de que se habla hasta lo “ladrillesco” (y sin la “r” también) de los 120 millones que ofrece el City al Milan por hacerse con los servicios de Kaká, lo que sobre el tema se dice y se deja de decir resulta un ladrillo pesadísimo para todos los jugadores. Y en un momento álgido de la temporada de Serie A. Ciertamente es un ladrillo que puede condicionar a los jugadores, entre otros, y muy especialmente, al mismísimo Kaká. En los días por venir y, proximamente, este mismo sábado, durante el difícil partido ante la Fiorentina.

Para la Curva Sud es un ladrillo al que ha empezado a responder lanzando … ladrillos. Por ahora, bajo forma de cánticos y pancartas de protesta frente a la sede del Milan en via Turati y con la detonación de un petardo en la rampa de acceso al estacionamiento que sirve al edificio donde funcionan las oficinas del club. Para los aficionados todos, organizados, desorganizados, espontáneos y demás, es un ladrillo con el que se hace pesado andar.

Para la dirigencia es un ladrillo puesto en el lugar de la almohada. Fingirá dormir Galliani y meditará toda la noche Berlusconi. No está dicho que no podría ser mañana la última vez que veamos a Kaká vestir la camiseta del Milan. Por un lado, el Milan dice que la decisión compete al jugador. Por otro lado, el jugador asoma que si el Milan lo vende, él se larga a la corte de Mansour en lo de Eastlands. Lo cierto es que la sociedad no puede permitirse renunciar a la locura de euros que ofrece Mansour y Kaká ya no está de ganas de jurar fidelidad. Tanto el Milan como el jugador saben bien que con esa enorme suma de dinero el equipo puede armarse de manera de ser económica y futbolísticamente competitivo. Nada que ver con el rubito, la Spice, la sambita que de vez en cuando deja ver Ronaldinho, Dubai y demás quincallería mediatica. Es una bofetada a la miseria la cifra de la que tan “ladrillescamente” se habla, sobre todo en estos tiempos de vacas flacas, más bien de verdadero infierno económico. Pero frente a semejante oferta del jeque Mansour, ya un record de leyenda, y precisamente porque llega en tiempos de carnes magras, es harto difícil no aceptar. El Milan no puede no rendirse a la oferta. Y, me temo, aceptará.

¡Qué ladrillo lo de Kaká! ¿Alguien se acuerda de Krazy Kat? Cualquier semejanza con esta quien escribe no es coincidencia o mera casualidad …

gif_krazy