Archive for the ‘Manchester United’ category

¡Qué paliza!

marzo 11, 2010

Me consuelo pensando que trabajé y trabajé y trabajé, así que no pude ver el partido ni seguirlo por internet. Después de las dos palizas en sendos derbies y las dos palizas por obra y gracia (aunque no me hace ninguna … gracia) del Manchester United, el cuento de que el Milan se exalta en las grandes ocasiones queda para la historia: había una vez un equipo etcétera etcétera etcétera. No hay atenuantes posibles que mitiguen la derrota. Las causas, por el contrario, son muchas. Habrá que buscar consuelo pero, más que lamernos las heridas, es necesario curarlas. El consuelo corre por cuenta de cada rossonero, cada uno buscará lo que tenga a mano para aliviar la pena y contener el enojo. Curar las heridas es menester de la dirigencia, sólo de la dirigencia. Que deje de una vez de hnchir el pecho por nuestro glorioso pasado, mire nuestro penoso presente y, de una vez por todas, se dé a la tarea de construir un mejor futuro.

Un 2-3 difícil de tragar

febrero 16, 2010

En el primer tiempo, ante un ManU totalmente desdibujado, el Milan tuvo varias ocasiones para aumentar la ventaja. En vez, el lerdo de Dida se dejó colar entre las manos el chorreadito que le mandó Scholes. Mi padre dice que “Dida è da mandare al cimitero” (creo que no necesita traducción la muy drástica solución que propone mi progenitor para que Leo se decida a poner a Abbiati frente a la portería). Bien me animo a decir que el Manchester United del primer tiempo fue desastroso. Lo cual, lejos de servir de consuelo, hace más dura mi pena.

En el segundo tiempo, Rooney, totalmente desaparecido en los primeros 45 minutos, jugó el papel de Rooney e interpretó el rol estupendamente (nadie mejor que Rooney para interpretarse a sí mismo). Con la complicidad de un muy activo Valencia, anotó dos goles y dejó al Milan en el mayor desconcierto. La joya de gol que se inventaron Dinho y Seedorf y el asalto final en busca del empate quedan para la crónica periodística.

Superar al Manchester en el Old Trafford con dos goles de ventaja va a ser imposible. Sin embargo, me queda la impresión que la defensa mancuniana es puré de papas. Si Pato, Huntelaar, Inzaghi o Borriello están en mejor noche que en la noche de hoy en San Siro, hay una débil esperanza. Muy débil. Pero también tendremos que contar con que Nesta y Thiago Silva no dejen su lugar en la cancha ni un solo minuto (como hicieron hoy y fueron suplantados por dos dobles muy malos) y que el centro del campo juegue más y mejor.

La Roma no pudo

abril 9, 2008

En semifinales volvemos a tener a los mismos tres ingleses y al Barcelona. Dada la anglofilia que invade internet, esta quien escribe se anota con el Barcelona. Y ya que me lancé con mi candidato a la orejona, permítanme que me lance con el Chelsea para su rival en la final. La garantía, ahora que señalé mis preferencias, es que los finalistas sean Manchester y Liverpool. Apúntenlo y apuesten, porque esta temporada no he pegado una. No me lo agradezcan. Un placer. De nada. Faltaba más.

Comentarios sobre el United: si he de buscarle debilidades, encuentro que sólo van der Sar alterna excelentes atajadas con despejes deficientes. En todos los demás sectores, es un equipo magnífico. En la cancha y en el banquillo. Con media docena de cracks indiscutibles consigue hacer la diferencia. Si en la ida fueron Ronaldo y Rooney quienes rompieron el equilibrio, en la vuelta le tocó a Tevez, con un tiro de plancha y un cabezazo perfecto, inventarse un hermoso gol. El mejor del partido: Tevez.

Comentarios sobre la Roma: en el penalti echó en falta a Totti. Que De Rossi fallara el penalti fue un episodio crucial, aunque he de decir que el juego de la Roma mejoró considerablemente a partir de allí. Un equipo modesto, pero sacó orgullo y juego, dando una buena demostración de sus valores morales y de su fútbol. El mejor del partido: Doni.

Comentario sobre el público: la rechifla de los supporters del Man U cuando Cassetti se lesionó fue inclemente, a comprobación de que la estupidez es universal.

Comentario sobre los 3 mil giallorossi: no dejaron de aplaudir, a los suyos y también al rival. Demostración de que el “fair play” no es patrimonio de la afición inglesa. Bravi!

Los tifosi en el Theatre of Dreams [foto tomada de gazzetta.it]

La Roma por la hazaña

abril 8, 2008

Las páginas de fútbol han decidido no ocuparse del mediocre partido que jugaron Chelsea y Fenerbahçe para resaltar el espectáculo que brindaron Liverpool y Arsenal. Fútbol inglés que despierta emociones por un lado y sopor por el otro. Quiero destacar el sopor, en vista que la mayoría se ha detenido en las emociones. Eso y nada más porque prefiero hablar de la Roma y el sueño que persigue. Es improbable que consiga realizarlo, porque voltear en Old Trafford el 0-2 del Olimpico es un hazaña titánica. Pero quiero creer que no es imposible. Confío que los de Spalletti también lo crean y espero que jueguen por ese sueño y para la hazaña de hacerlo realidad.

Lo poco que vi fue poco

enero 6, 2008

Este fin de semana vi poco fútbol: el primer tiempo de Villa-Man U y el segundo tiempo de Mallorca-Barcelona. No sé qué habrá pensado Capello, a quien se le vio muy atento siguiendo el juego en el Villa Park, pero lo que es a mí el primer tiempo del partido entre Aston Villa y Manchester United me pareció so so o, sin anglicismos y espacios, más bien soso. Es cierto que no vi el segundo tiempo y por ello me perdí los dos goles con los que Cristiano Ronaldo y Rooney sentenciaron el partido pero sólo puedo juzgar lo que puedo juzgar. Fue poco lo que vi. Poco del Manchester, poco del Aston Villa. Muy parejo el cotejo, pero por lo bajito. En cuanto al partido entre Mallorca y Barcelona, tampoco fue como para despertar entusiasmos pero he de decir que su segundo tiempo me pareció más entretenido que el primero entre los dos clubes ingleses. Quizás debí intercambiar tiempos y ver el segundo de la FA Cup y el primero de La Liga. En todo caso eso fue lo que vi. Poco vi y lo poco que vi fue poco. Serán cosas mías pero me gustaron más los destellos que le vi a Henry en el segundo tiempo de Mallorca-Barcelona que lo más de lo mismo que le vi a CR7 en el primer tiempo de Villa-Man U. En este último el equipo de casa hizo méritos como para llevarse algo más al descanso. En aquel no me pareció que los de casa pudiesen llegar a preocupar a los de Rijkaard. Sin contar que el gol de Eto’o en el descuento fue un remate magnífico que se produjo como producto de una muy bien hilada combinación entre el propio Henry, Bojan y Eto’o. A juzgar por lo que leo en los blogs y en los diarios online, el partido que debí sintonizar fue el Espanyol-Villarreal. Pero si mala ha sido mi suerte al no ver el gran partido de los Pericos, en compensación, me salvé del Real Madrid-Zaragoza, que, según leo, fue otra gran victoria de los merengues pero con escaso juego. Ya para terminar, no puedo dejar de señalar que me pareció espantoso el tal Jonás del Mallorca. Juega como si fuese contrahecho. Que si lo fuese sería un gran futbolista. Como no lo es, resulta desagradable a la vista que juegue con los hombros pegados al cuello, jorobado y mirando al suelo. Cosas mías.

jonas.jpg

El primero: Arsenal 2-2 Manchester United

noviembre 3, 2007

El primer partido que me regala este suculento fin de semana futbolístico tuvo un segundo tiempo fantástico. Cometo el sacrilegio de decir que el primer tiempo no me gustó porque me resultó desesperadamente monótono: fútbol exquisito del Arsenal con galope y técnica, contras esporádicas del Manchester con veneno y ganas. Cometo el sacrilegio de decir que si Fàbregas es el motor de esa máquina de hacer fútbol que es el Arsenal, el combustible que echa a andar a los de Wenger es Adebayor. Cometo el sacrilegio de decir que el Manchester United mereció ganar, porque el primer tiempo fue una victoria psicológica de los de Fergie, mérito de su sólida concentración defensiva, y el segundo tiempo fue una derrota futbolística por desatención defensiva.

Juan mejor que Messi. Los ingleses mejor que los ingleses.

octubre 23, 2007

Ese es el veredicto de la cancha en la jornada de hoy de la Champions League. Como pocos leen este blog, pocos protestarán mi opinión. Los defensas, así jueguen un partido tremendo, nunca cuentan con los favores del público. Lo usual es que el público caiga en adoración estática ante la bella hechura de un gol y poco importa que el delantero que lo haya anotado no haya tenido más que ese único momento de gran inspiración. Juan, sin contar que fue suyo el primer gol de la Roma, estuvo monumental en el centro de la defensa giallorossa. Messi, en cambio, estuvo flojito y muy por debajo de las que han sido sus más recientes actuaciones. Sólo del Rangers-Barcelona y el Roma-Sporting puedo hablar porque los otros encuentros no los pude ver. Pero, a juzgar por el 7-0 del Arsenal al Slavia Praha (o Deslava Praha) y el 2-4 del Man U en casa del Dinamo Kiev (o Desánimo Kiev), los goles, que también me gustan, como a cualquier bípedo implume, fueron de avalancha en dos de los encuentros que me perdí. Los equipos ingleses pasaron como aplanadoras ante sus rivales. Ante semejante demostración del fútbol de más allá del Canal de la Mancha, vale bien decir que los ingleses de la Premier estuvieron mejor que los ingleses de McLaren. Mucho mejor por mucho o, si prefieren, by far much better.

Arsenal 7-0 Slavia Praha

Dinamo Kiev 2-4 Manchester United